Huecos #8 (12)

«El tren recogía toda esa desolación y la movía de un lugar a otro, con indiferencia» (‘La buena letra’ de Rafael Chirbes)


Tengo la voz de la vieja metida en la cabeza. No sé si os he dicho que la historia que soñé el otro día la cuenta una vieja que, poco a poco, va ocupando cada hueco de mi cocorota. Y no es cualquier cosa, que tengo cabeza para dos pescuezos.

Esto es interesante en mucho aspectos, pero ninguno es lo suficientemente divertido como para contarlo ahora mismo.


A la dimisión del Alcalde, podemos sumar la crisis de gobierno. Tantas horas pensando maldades para cuando llegara y, a la hora de la verdad, la noticia me pilla en mi páramo camaldulense sin redes sociales. Si esto es un mensaje, Karma, voy pillando por donde vas.


Lo que sí  estoy siguiendo como un boomer cualquiera es lo de Cuba. No tengo más opinión que ojalá que la cosa se resuelva de la mejor forma posible y la democracia arraigue en la isla cuanto antes. Obviedades, vamos


En fin: lunes, pero peor lo llevará Díaz-Canel

Deja una respuesta