Dronte

Psicología y algunas cosas más

Universidad Hacker/p2p: work in progress

Estos días he estado hablando mucho sobre la ‘universidad hacker/p2p’. Es una buena forma de testar ideas: hablar, escuchar, repensar.

La recepción es muy buena: parece que nos estamos recuperándonos de la titulitis y cuando se plantea un ‘hipotético’ máster/itinerario de diseño con total libertad de elección de formación, tutorización de calidad y del que sales con no con un título (que también ¿por qué no?) sino con un portfolio, a la gente le sale esa sonrisilla que te hace pensar que vas por el buen camino.

Tiene bastante aceptación el modelo ‘gimnasio’ (como lo llamo pero que es parecido a la figura de visiting student que hay en algunas universidades): por un pago mensual puedes realizar todos los cursos que quieras, acceder a los tutores y asistir a las actividades del centro (aunque, muchas serían abiertas a todo el público). Si te interesa algún título o certificación, ya sea de un curso en concreto o de un itinerario más completo, tendrías que pagar una cuota extra.

Y todo a precios excelentes, nada de inversiones descomunales que no sirven para nada.

Problemas

Hay al menos dos problemas inciales:

  1. La tutorización requeriría especializarse en algunos ámbitos, al menos al principio. Cosa que se podría subsanar con tutores no-permanentes o con la ampliación de la red de centros y la rotación de los tutores entre ellos.
  2. En la escena de La Red Social de Sorkin en la que van a lanzar Facebook, Zuckerberg dice que necesitan los correos de los Final Clubs porque sino la página rebotará entre informáticos. Ese es el gran problema de los experimentos p2p en educación, que acaban siendo amiguetes dando clase a amiguetes. No me malinterpretéis, esas experiencias están bien, pero son claramente insuficientes. 

¿Qué ideas o problemas se os ocurren?

1 Comment

  1. Yo creo que el punto 2 lo podemos salvar sin mayores problemas del mismo modo que hemos hecho con el curso de analistas de inteligencia en Bilbao… Se trata de encontrar aliados locales con buen ánimo y una red social distinta a la nuestra, no es tan difícil :)

    Sobre el punto 1 no lo veo un problema, al revés, más rotación y un mínimo equipo coordinador permanente creo que es una de las ventajas de un modelo así. Tal vez añadiría un grupete asesor gratia et amore que tenga lógica de pluriespecialidad (nuestro querido Juan Urrutia sería el perfil ideal)

Deja un comentario

© 2014 Dronte

Theme by Anders NorenUp ↑