Categorías
Ciencia de la Conducta Innovación

Un plan renove para los psicoterapeutas

3945371713_fc5d76cbff_b

«En unos años seré reemplazado por una aplicación capaz de escribir artículos sobre cualquier tema«. Leía ahora a Fabrizio y me venía a la mente el boom de la terapia vía chat. Fijaos que no he escrito ‘psicoterapia’ porque tradicionalmente psicoterapia requiere una relación interpersonal directa que excluye el teléfono o el carteo.

Hay muchas empresas que están ofreciendo ese «chat terapeútico» por tarifa plana. De hecho hay propuestas basadas en hablar con cualquiera, al estilo del co-counselling.

Este enfoque tiene problemas (gente haciéndose pasar por 7 terapeutas distintos es uno de ellos) pero tiene una baza fundamental: que es técnicamente posible que el terapeuta en unos años sea reemplazado por una aplicación capaz de «hacer terapia sobre cualquier tema».

Queda más tiempo que para el futuro del que nos habla Fabrizio, sobre todo porque aquí si se puede aplicar el test de turing: así que por ahora podéis respirar tranquilos. Pero seguramente veremos pronto servicios que usen sistemas expertos para asesorar a los psicólogos que usen videoterapia: sistemas que analicen el lenguaje y la gestualidad de los pacientes, que investiguen a tiempo real, que propongan planes de acción sobre la marcha, que controlen y den feedback al terapeuta sobre lo que está diciendo y cómo lo están diciendo.

En menos de una década no habrá diferencia real entre un psicoterapeuta y un jugador de ajedrez.

2 respuestas a «Un plan renove para los psicoterapeutas»

Ni blanco ni negro ¿no? Un amigo no es un psicólogo y no creo que un robot pueda sustituir a una persona de la misma forma que una terapia por chat no sustituye a una terapia presencial. No todo sirve para todo pero estoy muy a favor de nuevos canales o combinación de varios.

¡Hola, Judit!

Yo tiendo a ponerme siempre en lo peor, para estar preparado para lo que pueda venir 😉 Ya vemos aplicaciones muy interesantes que no sé a donde nos pueden llevar. Aunque es verdad, personalmente me decanto por la última opción: un sistema experto para asesorar a los psicólogos en tiempo real.

De hecho, si la psicología pierde el toque humano… habrá algo que lo recoja.

Los comentarios están cerrados.