Un Congreso en Trento

El otro día hablábamos de la SGAE, David presagiaba una larguísima guerra política y judicial.

Es lo que nos queda.

Hoy salía en el País, una reflexión sobre la Constitución de Bayona. Según el profesor Muñoz Machado, Bayona tubo al menos tres grandes efectos en el pensamiento constitucionalista; «[e]l primero de ellos es que movilizó el sentimiento constitucionalista, la apetencia y la necesidad de contar con un texto constitucional, como ya se había establecido en Francia y Estados Unidos».
La batalla de los afrancesados, terminó con exilio, sí; pero con la promesa de una España mejor.

La calvinización de Europa (Walzer tiene algo escrito sobre el fundamentalismo calvinista y puritano) marcha a pasos agigantados. Una vez ganada la batalla a la, más pragmática, Iglesia Anglo-Episcopaliana: el mediterráneo católico-civil está también olvidando su «way of life».

¿Qué tal un gran Congreso sobre el Patrimonio Político y Jurídico de los Países Mediterráneos? ¿Qué mejor sitio que Trento?

Quedaría sólo una larguísima guerra política y judicial.

one response for Un Congreso en Trento

  1. David dice:

    Mira la loba de Exploradores… marcha hacia Occidente… una y otra y otra y otra vez…