Tenemos que empezar de nuevo

Esta mañana leía a Antonio Ortiz sobre cómo, «encerrados en nuestro marco de entendimiento e ideología, no alcanzamos a plantearnos escenarios que, sospecho, están ya sobre la mesa».

Esos escenarios son, esencialmente, que el mito del “fin de la historia” no da más de sí mismo.  El mundo sigue vivo, el thymos sigue vivo, la historia sigue viva. No vale de nada huir a Canadá o encerrarnos en nuestra propia burbuja,

Y me temo que, si queremos vivir en un mundo con sueños, tenemos que empezar de nuevo. No seamos cínicos. No pensemos que no podemos marcar la diferencia.