Categorías
Sin categoría

La muerte de la psicología

images (21)Mañana estaremos hablando en el congreso/asamblea del Colectivo de Estudiantes de Psicología que se celebra estos días en Málaga. ¿El tema? La muerte de la psicología. Así, en negrita pero sin dramatismos, ni tonterías.

Vamos a buscar formas para colaborar de cara al futuro; sobre todo, ante la inminencia de dicha muerte. Ya les contaré cómo van los preparativos del sepelio.

Categorías
Sin categoría

El «efecto Etherpad» en la consultoría psicológica

schneiderb-bloc-facebook-groupAyer nos preguntábamos cómo podíamos verter lo que hemos aprendido estas semanas sobre el e-learning en nuestro trabajo diario de coaching, counseling (consultoría psicológica) y psicoterapia. «Muchos coachs/consultores/terapeutas por cliente, en vez de muchos clientes por consultor» es algo que siempre hemos buscado y parece que ya tenemos todas las herramientas.

No sólo eso, ésto supone toda una revolución terapéutica cuyas teorías, técnicas y prácticas sólo alcanzamos a imaginar. Es el paso desde un modelo de ‘consulta’ a un modelo de ‘clinic‘ (bajo un enfoque contextual). Es tantas cosas más.

Quedan muchas preguntas en el aire… y, entre ellas, algunas no menores; a por ellas.

Categorías
Sin categoría

Coachperativa: Idea

baseball_1Ya he comentado vez que Automattic, la empresa detrás de WordPress, tiene sus más de cien trabajadores viviendo en 79 ciudades por todo el mundo. Como comentaba Monty Widenus, la decisión de ‘distribuir’ una empresa es un paso que hay que dar para apostar para tener a los mejores.

Cuando me traigo la cuestión a casa, teniendo en cuenta la presencialidad que requiere la psicoterapia y el coaching, en seguida me hago la misma pregunta: si ahora la distancia no es un inconveniente ¿por qué no lo aprovechamos?

Por poner un ejemplo que nos es cercano, si Fulano busca a un coach ¿por qué conformarse con la cercanía territorial si podemos tener a uno de los mejores a golpe de click? Sobre todo, sabiendo que los procesos on-line dan resultados fenomenales, iguales o mejores que los presenciales.

En Las Indias han comentado más de una vez la idea de la cooperativa de traductores, ¿cabe pensar una cooperativa de coachs/terapeutas que funciones de forma similar?

Categorías
Sin categoría

Las tareas del duelo

images (14)Nuestra psicóloga del duelo de cabecera, Rosa Otero, nos regaló ayer una entrada imprescindible sobre el abordaje terapéutico del duelo. Aunque os recomiendo leerlo entero, para ir abriendo boca os copio la «definición» que nos sugiere:

creo que cualquier modelo que siga las siguientes consideraciones acerca del duelo  puede funcionar:

El duelo es (1) un proceso, que evoluciona a través del tiempo y el espacio; (2) normal, que ocurre en todos los seres humanos al sufrir una pérdida; (3) dinámico, a través de distintas etapas o tareas que no siguen un proceso lineal; (4) que depende del reconocimiento social, afectando al doliente y a los que le rodean; (5) íntimo, dado que cada doliente lo vive de una manera personal e individual; (6) social, ya que conlleva rituales asociados a la pérdida y, por último, (6) activo, dado que el doliente deberá realizar un trabajo activo para superar la pérdida.

Poch y Herrero

Más sobre el duelo en elDronte: 1 y 2.

Categorías
Sin categoría

Ropa Vieja (Febrero de 2013)

Volvemos con ‘Ropa Vieja’, el Reader’s Digest mensual de lo que no pudimos, quisimos o nos atrevimos a contar (¡qué me gusta un eslogan!). Febrero es el mes más corto, pero con el esfuerzo que he ido haciendo para publicar más regularmente, seguro que no se os habrá hecho corto. Presiento que aparecer tan a menudo (32 entradas a lo largo del mes) habré resultado algo pesado. Pero bueno, acabamos el mes y les dejo con su ropa vieja.

 

Categorías
Sin categoría

¿Cinco etapas del duelo?

images (12)Durante años se ha dicho, escrito y explicado que el duelo tiene cinco etapas: negación, ira, negociación, depresión y aceptación. Pero, ¿es verdad?

Empecemos, por ser originales, por el principio. Como nos cuenta Claudia Hammond, los primeros estudios sobre el tema son de John Bowlby y Colin Murray Parkes. Estos investigadores, ya a finales de los años cincuenta, enunciaron un proceso de 4 etapas (entumecimiento, búsqueda y anhelo, la depresión y la reorganización) pero no fue hasta que en 1969 Elisabeth Kübler-Ross publicó su famoso modelo penta-factorial que despegó esta forma de entender el duelo.

Cabe decir que en un principio Kübler-Ross planteó el modelo para entender la experiencia de la propia muerte (la psicóloga suiza, al fin y al cabo, la gran experta en personas moribundas y cuidados paliativos); pero, vamos, rápidamente empezó a usarse para el resto de los procesos emocionales.

Según el modelo Kübler-Ross el proceso debería ser tal que así (la «w» señala la intensidad esperada de la respuesta emocional):

StagesGraph2Jpeg-e1286309706811

Pero en 2004 a Toni Bisconti y algunos amigos les dio por investigar sobre el tema y tras estudiar día a día durante meses el estado emocional de personas en proceso de duelo llegaron a conclusiones un pelín distinta: que el proceso de duelo sigue más el modelo de oscilación lineal:

LinearOscillatorGraph.Bisconti0099.Fig1JPEG2-e1286222789555-1024x570

El estudio de Bisconti cuestionaba no solo el orden de ocurrencia de estas emociones, sino que además también ponía en duda (como se puede apreciar en los gráficos) la intensidad de las mismas. De hecho, otro estudio, esta vez de Columbia indica que en parejas mayores hasta un 45% por cierto no experimental distrés severo en ningún momento.

No soy experto en el tema, pero por la bibliografía que he leído y barriendo para casa, me parece que los estudios sobre el duelo están convergiendo en una idea sencilla, que dado que las relaciones sociales ayudan a regular los altibajos emocionales, en la pérdida – por decirlo de alguna manera – se unen una experiencia emocional muy negativa con los problemas de lógicos de regulación vinculados a la desaparición de dicha relación.

Pero, ¿Es esto importante? Bueno como decía Ruth Davis Konigsberg, autora de ‘La verdad sobre el duelo‘, considerar el modelo Kübler-Ross como estándar «es tranquilizador para las personas que sufren algunas de estas emociones, pero estigmatiza a aquellas que no lo hacen; Puede sentir que están sufriendo incorrectamente o que algo funcional mal en su interior».

Aunque suene un poco perroflauta, es importante tener claro en situaciones como estas que no existen formas correctas de sentir las cosas.

Categorías
¿Qué será de LoQAB en...

¿Qué será de Storge en 2013?

GonfalonPNG
El 12 de febrero hará un año desde que decidimos crear Storge en uno de los pubs más emblemáticos de Cambridge, en The Eagle. Ya habrá tiempo de contar esa historia pero creedme que en aquel momento nos preparábamos para 40 años de desierto, sin más esperanza de éxito que la convicción de que había que empezar a buscar nuestra particular tierra de promisión.

Ni un año después estamos mucho mejor de lo que esperábamos. Formamos parte del Grupo Cooperativo de las Indias y, a través de éste, del Ner.

Si 2012 ha sido un buen año en el que hemos adquirido impulso y, sobre todo, ganas de aprender. 2013 será el año de la consolidación de Storge y espero que lo celebremos juntos.

Bietan jarrai: una estrategia para crecer

La psicología profesional, como bien señalara Marino Pérez, ha tenido históricamente dos grandes funciones: a) ordenar a los individuos según requiere el funcionamiento de la sociedad (psicologías educativa e industrial) y b) re-ordenar a los individuos que la misma sociedad des-ordena y trastorna (psicologías clínica y social).

Pero, ¿Cuál será nuestra estrategia en 2013? La adaptación a nuestro campo de la idea que hace unos días reivindicaba Juan Urrutia: Bietan jarrai, «seguir adelante por los dos caminos».

Pero Storge no es una empresa al uso: somos indianos y, consecuentemente, la nuestra es una empresa centrada, parafraseando también al Dogo, en contribuir a la psicología como forma de conocimiento (o a su crítica) así como a la solución de los problemas de personas y grupos reales y concretos.

Algunas cosas que tenemos entre manos

1- Psicoterapia y de psicología de la salud

La práctica clínica se encuentra ante retos importantes sin saber a ciencia cierta como afrontarlos. Esto será uno de los temas del año.

De la red de centros de psicología del Instituto, Storge|Granada está plenamente operativo y se va consolidando como una referencia en la zona. Storge|Madrid avanza a buen ritmo y esperamos abrir la nueva sede de Storge|Córdoba antes del tercer trimestre de 2013.

No sólo eso, estamos en conversaciones para ampliar aún más la red. Pero hasta aquí puedo leer…

2- Educación

En éste área enmarcamos desde la profundización del debate sobre las Escuelas del Comunal (que puede originar líneas de trabajo próximamente) o la reflexión en torno a la gestión personal del conocimiento hasta el nacimiento y puesta en marcha del ‘piepowder movement‘. Así como el desarrollo de programas educativos, formativos y de difusión. La educación es un tema importante porque, como dice Harold Jarche, la vida es un beta permanente.

3- Recursos humanos; Cohesión y compromiso en las organizaciones

Será un área estratégica: tanto en la creación de nuevos enfoques en la gestión de los miembros de las organizaciones como en el desarrollo de nuevo modelos y estrategias de compromiso y cohesión organizacionales.

En esta línea, Storge empieza a gestionar las áreas de recursos humanos del Grupo, a asesorar a otras empresas y, junto a Enkidu, a desarrollar ‘Ingenios’, nuestro propio HRMS libre para la gestión de recursos humanos.

4- Intervención social y comunitaria

Seguramente este área de trabajo será la que comenzamos con menos proyectos en marcha. Hay ideas, claro; lo que falta por ahora es tiempo. Pero el año es muy largo 🙂

Categorías
Sin categoría

Breve nota matutina sobre las cosas de la personalidad

Anoche hablábamos del reto que suponen los trastornos de la personalidad (trastornos psicológicos propios de la descomposición) para la teoría y la práctica psicoterapéuticas. No sólo es que los tratamientos actuales tengan nula o poca eficacia, es que son cosas nuevas que nos están pillando con el paso cambiado.

Pongamos el ejemplo que ponía anoche, pensad en los criterios diagnósticos del trastorno límite de la personalidad:  inestabilidad afectiva, ira inapropiada e incontrolada, sentimientos crónicos de vacío e inutilidad, tendencia a la automutilación y al suicidio, patrón de relaciones interpersonales inestables, impulsividad en ámbitos potencialmente dañinos y autodestructivos, alteración de la identidad, paranoia, etc… Y ahora pensad que tampoco se puede abordar con medicación.

Este es uno de esos grandes frentes de batalla ante una descomposición que amenaza con llevarnos por delante, no sólo económicamente, sino literalmente psicológica y físicamente.

Categorías
Ciencia de la Conducta Storge

Sacar la descomposición de nuestras cabezas

No sé si han leído ya esta entrada.

Lo que David de Ugarte, Aleix Cabarrocas o Koldo Saratxaga están diciendo es que tenemos a una generación sumida en lo que conocemos como «evitación experiencial». ¿Qué es esto? Es un trastorno que se refieren a ciertas experiencias que la persona trata de evitar sin éxito pero que, al ser así, se exacerban, convirtiéndose en una suerte de ciclo de acción recurrente.

La coyuntura actual ha provocado que esta generación (vamos, muchos miembros de ésta) experimente la inseguridad, el miedo, el desamparo o el sentimiento de víctima. No desvelo ningún secreto si digo que estas experiencias no son nada agradables y que esas personas intentaron evitarlas. Hasta ahora nada nuevo, nada que no haya pasado supongo a muchas generaciones anteriores; lo nuevo quizás es la crisis del sistema de reglas, de la heurística, en el mundo actual. Es decir, que esas personas (los que hacen un máster extra que no necesitan, un cursillo de inglés porque ‘el inglés es mu importante’, los que salen a la calle – sea con tiendas de campaña o con esteladas – para pedirle a un Estado en franca quiebra moral que les salve) tratan de evitar sentirse así, pero fracasan estrepitosamente y solo consiguen que esos sentimientos negativos crezcan y los anulen como personas. Acaban por dedicar todos sus esfuerzos a acabar con esos sentimientos y, en la medida que esas estrategias no funcionan, se van hundiendo un poco más, como en las arenas movedizas.

La clave del asunto, nos dicen los teóricos de la Aceptación y Compromiso, en la medida de que esas experiencias se tratan de condiciones inevitables, no habría mejor solución que aceptarlas tomando una cierta distancia sobre ellas. Pero lo que proponen no es una aceptación pasiva, en plan ‘así son las cosas’, ‘no hay alternativa’, etc.; sino proactiva, propositiva, comprometida.

Claro que esto es más fácil decirlo que hacerlo.

Las 5 metas de la ACT

Pero tenemos algunas ideas sobre cómo actuar. Evidentemente, sólo puedo esbozarlas:

1. Establecer un estado de ‘desesperanza creativa’

Se trata de romper los esquemas para poder re-situar el problema en una nueva perspectiva. Salir de esa estanflacción, por usar términos que usábamos ayer, con un cambio de modelo productivo.

2. Entender que el problema es el control

Como hemos explicado, el mayor problema es la lucha contra esas experiencias o sentimientos; hemos de convencernos que la clave está en querer tenerlas. Ya, ya sé que es un poco raro: se conoce como intención paradójica. Esas experiencias están provocadas (y retro-alimentadas) por nuestra forma de acercarnos al mundo, si la cambiamos, créanme, las experiencias se disolverán.

3. Diferenciar entre la persona y el problema

Lo normal es que se confundan la estructura con la coyuntura: tonto es el que dice tonterías, fracasado el que fracasa. Por eso, necesitamos tomar cierta distancia y caer en la cuenta de que esto que nos ocurre ahora puede ser más episódico de lo que podemos ver.

4. Abandonar la lucha contra los síntomas

No es esperar a superar los problemas para vivir la vida, es vivir la vida y. así, si encarta, superar los problemas. Es el ‘Decidimos amar la vida’ de Otpor! porque ‘contra eso no se puede golpear’.

5. Establecer el compromiso de actuar

En realidad dos compromisos: el primero de aceptación activa de las experiencias (inseguridad, miedo o desamparo, en este caso) que antes se querían evitar. Y el segundo, de compromiso con la vida, con otros valores que trasciendan la lucha contra esas experiencias.

¿Podemos hacer algo?

Esta entrada no deja de ser un apunte teórico. Mientras escribía no me quitaba de la cabeza la idea de realizar algún seminario para ayudar a  personas a enfrentarse a esta situación; una versión psicológica de aquellas conferencias indianas en la Universidad. Aunque no sé si tendría buena acogida. ¿Qué pensáis?

Categorías
Ciencia de la Conducta Storge

¿Por qué ‘Terapia de Pareja’?

Anteayer hablaba de que Andrew Christensen vendrá a Granada en marzo donde impartirá un workshop sobre la terapia que él y Neil Jacobson han desarrollado durante estos años: la Integrative Behavioral Couple Therapy (en adelante, IBCT). Lo posteé rápido y emocionando porque va a ser, sin lugar a dudas, uno de los eventos más importantes del año en el pequeño mundo de la terapia de pareja en España.

Y organizado por un instituto privado de investigación con dos meses de vida.

Esto dice mucho de la visión que entre los psicólogos se tiene del conocimiento. ¿Para qué compartirlo si podemos organizar cursos de mala calidad, caros y que no sirven para nada? Pero ese es otro tema.

De lo que hoy quería hablar era de la pregunta que más veces me han hecho estos días: ¿Por qué terapia de pareja?

Mi formación ha sido alrededor de la psicometría y la evaluación psicológica; esto es, de la medición de la mente o, al menos, de capacidades, actitudes y repertorios. Una disciplina llena de números y preguntas estandarizadas. Llegué al mundo de la reflexión psicológica sobre problemas de pareja cuando empecé a trabajar en un test de ‘estrés marital’ mientras trabajaba en la Universidad de Cambridge. Y la verdad es que está resultando ser un lugar genial.

A poco que uno se interesa por éste asunto, se percata de lo escasa de la reflexión autónoma sobre el tema. Pero no es algo baladí: aunque en España, por poner un ejemplo, el matrimonio (o la pareja de hecho) es aún el estado mayoritario, los divorcios, rupturas y anulaciones siguen aumentando – algo mermados con la crisis. Y digo que es un tema importante porque, pese a que ‘construir una buena familia o relación de pareja’ es una prioridad recurrente en los estudios de opinión, los problemas graves de pareja son algo demasiado común y que pasa demasiado desapercibido.

Que hay un problema es obvio. Que el problema tiene como consecuencia grandes cantidades de sufrimiento psicológico, personal y familiar también lo es. Y que hay poco trabajo hecho, se lo digo yo.

¿Qué vamos a hacer nosotros?

Nuestra intención es hacer dos cosas: a) crear conocimiento en la lógica del comunal y el software libre para profesionales; y b) generar manuales y herramientas abiertas y de calidad para usuarios.

Es más que posible que pidamos ayuda a buena gente mientras crecemos y nos desarrollamos. Y en poco tiempo, estemos construyendo filé.