Categorías
Sin categoría

La Asociación Psiquiátrica Americana sale en defensa de su DSM

images (23)Como el post sobre la decisión de NIMH de abandonar el DSM en favor de su propio marco de trabajo (el RDoC) tuvo mucho éxito, voy a ir manteniéndoles al día de las novedades. Porque hay novedades, David Kupfer, el coordinador de la nueva edición del DSM, ha lanzado un comunicado sobre el asunto. Kupfer viene a decir que el NIMH extiende cheques que su RDoC (ni el actual desarrollo de la ciencia psicológica) no puede pagar.

No le falta razón, el framework del NIMH está en un estado muy inicial de desarrollo. Pero claro… de lo que estoy seguro es que en la sede del DSM pueden pagar todos los cheques que les de la gana.

Categorías
Sin categoría

Bye, bye DSM

dsmHace unas semanas trajimos una charla de Thomas Insel sobre los problemas que tenía la investigación biomédica sobre enfermedades mentales. Pues bien, este respetable señor ha anunciado algo que va a revolucionar la investigación psicológica (y a medio-largo plazo, la práctica); la institución que dirige, y el NIMH es el mayor financiador del mundo de estudios en el área, ha decidido dejar de usar el DSM.

Se concentran en el desarrollo, ya iniciado aunque aún en buena parte seminal, del Research Domain Criteria (RDoC). Aún es pronto, pero estamos viendo al siglo XXI entrando en los enrarecidos salones de la psiquiatría del XIX. ¡Feliz día de la cruz!

Categorías
Sin categoría

Hablando sobre personalidad en Bradford

Alhambra-Theatre_-Bradford02Acabo de cerrar un seminario para octubre y noviembre en la Universidad de Bradford (muy cerquita de Leeds). La verdad es que lo que más me llama la atención de ir a Bradford es, y ya sé que suena un poco tonto, su Alhambra.

El tema será el que me solicitan últimamente, la evaluación de la personalidad. Ésto es algo en auge en todos sitios. Ya he comentado en algún momento que la coyuntura (TICs, MOOCs, explosión del p2p, nuevas formas de gestión empresarial, etc.) está provocando que interese seleccionar a personas por el sentir y no por el saber. Y en eso, en buena parte porque estamos sobre hombros de gigantes, en Storge somos de lo mejorcito que ha concebido madre (aunque me de pudor decirlo en voz alta).

Pero… y a eso iba, ¿A qué hablo poco sobre el tema? Creo que debería ir escribiendo más cosas sobre estos asuntos porque a) cada día van a estar más de actualidad y b) ¿en qué mejor sitio que en casa?

Categorías
Sin categoría

Ropa Vieja (Febrero de 2013)

Volvemos con ‘Ropa Vieja’, el Reader’s Digest mensual de lo que no pudimos, quisimos o nos atrevimos a contar (¡qué me gusta un eslogan!). Febrero es el mes más corto, pero con el esfuerzo que he ido haciendo para publicar más regularmente, seguro que no se os habrá hecho corto. Presiento que aparecer tan a menudo (32 entradas a lo largo del mes) habré resultado algo pesado. Pero bueno, acabamos el mes y les dejo con su ropa vieja.

 

Categorías
Sin categoría

¿A más gobierno, peor salud mental?

images (10)Nigel Barber nos contaba el viernes en Psychology Today que «gobierno grande» se traduce en «religión pequeña». Léanlo; es interesante. Y nos da material para seguir profundizando en nuestras ideas sobre «psicopatología y descomposición» (1, 2, 3, 4, 5 y 6).

Aprovecho, ya de paso, para reivindicar (como en su día Wright Mills para la sociología) que es tarea del psicólogo comprender la conducta de la gente en la escala del funcionamiento socio-comunitario sin dejar por ello de explicarla.

Pues bien, Barber mide el tamaño del Estado fundamentalmente en presión fiscal. Me parece una medida muy interesante. Muchas veces nos somos conscientes de lo complejo que es recaudar dinero, ni de la cantidad de cambios a los que hay que someter hasta a la acción más trivial.

A medida que el tamaño del estado crece, tiene que haber un mayor retorno a la sociedad. Así, el estado acaba actuando como red de seguridad (como aseguradora con tanques) y disuelve las redes comunitarias; en cuanto que pertenecer a estas redes tienen beneficios pero también costes asociados y dejan de ser competitivas cuando el estado entra como un «elefante en una chatarrería». (¿A nadie le viene a la mente la «funcionarización de todo» tan en boga en los últimos años?)

No es que me entristezca que desaparezcan las cuadrillas, es que ese papel monopolista del Estado impide que redes de un nuevo tipo aparezcan. Y, más tarde, al retirarse en plena descomposición, nos deja un problema muy serio: sin tiempo para encontrar relatos alternativos, las gente se reencuentran con sus miedos y ahora cara a cara, sin espacio de adaptación.

La pregunta es ¿Qué puede hacer la psicología? pero la respuesta, me temo, que tendremos que dejarla para otro día. Aunque sea tan sólo para que nos volvamos a ver.

Categorías
Sin categoría

La psique cuantificada

images (5)A propósito de la nueva edición del DSM que verá la luz en marzo, decía que teníamos que avanzar en nuevas formas de evaluación psicológica. A raíz de los post de Juanma y Carlos Sanmartín he pasado parte del fin de semana a estudiar cómo el «yo cuantificado» nos podría ayudar. No es un campo inexplorado, tanto Ryan Hagen, por ejemplo, que está estudiando la relación entre los patrones de uso de los smartphone y la ansiedad y la depresión; como nosotros que estamos trabajando en relacionar la «identidad digital» con los repertorios de personalidad estamos trabajando en él. Ahora que estoy acabando las notas para el seminario de Inverness creo que este tema adquirirá una gran importancia.

Categorías
Sin categoría

Peras, manzanas y equipos de trabajo

4d41ae5d42d96Me apunto para la semana que viene hablar largo y tendido sobre selección de persona(l); como dice Marcelo y como hemos visto en el proceso clásico (que por necesidad) hemos puesto en marcha en Fondaki, hay que darle una vuelta.

Hoy, y relacionado también con los recursos humanos, quiero hablarles de dos conceptos que hemos introducido en Storge y que, pese a su aparente simplicidad, están resultando muy útiles en nuestros enfoque de «staff curation».

Cuando nos planteamos incorporar a alguien a nuestro equipo tenemos que pensar si esta incorporación es homogámica o heterogámica. Estos términos que sacamos de las teorías de selección de pareja nos ayudan a centrarnos en temas importantes en cuanto a búsqueda, incorporación y mantenimiento de personas en nuestros equipos.

Sería una búsqueda homogámica si buscamos a una persona parecida a nosotros (o al equipo de personas en el que se va a integrar) y sería heterogámica si buscamos a alguien distinto.

¿Por qué es esto importante? Porque nos permite atender a las ‘estructuras de reforzamiento’ que hacen que los nuevos miembros se comprometan con el proyecto.

Pensemos en la homogamia primero, si tenemos similares backgrounds, valores o intereses será fácil que la conversación lleve de forma natural al compromiso (recuerden aquello de que toda organización es una conversación); podremos hablar de gustos similares, realizar actividades que a todos parezcan interesantes, poner un estilo musical en la oficina que guste a todos, reírnos de bromas parecidas, sentir admiración por el mismo tipo de personas o nos resultará más fácil tomar decisiones importantes.

La heterogamia, no crean, también da pie a un desarrollo natural del compromiso. La conversación puede ser más viva y rica al integrar más puntos de vista y opiniones, las diferencias personales y profesionales pueden ayudar infinitamente en el reparto de tareas y la división del trabajo. Es común de que busquemos incorporar a alguien cuando necesitamos algo que ninguno podemos aportar.

No obstante, tanto las diferencias como las similitudes pueden actuar también como fuentes de incompatibilidad.

Las similitudes, por ejemplo, corren riesgo permanente de maximizar la competencia (insana y la envidia estéril) entre los miembros. Las diferencias, por su parte, amenazan con acabar con la «unión empática» del equipo haciendo a los compañeros completos desconocidos y, con un poquito de mala suerte, perfectos enemigos.

El «drama» aquí es que, en el medio plazo, todas las empresas son (en terminología indiana) cadenas de montaje y necesitan tanto similitudes como diferencias. Eso obliga a las organizaciones a tener que plantearse en serio como cuidar a las personas (dado que responden a estructuras de incentivos distintas, muchas de las cuales a nosotros nos pueden parecer alienígenas).

Ideas como la «carrera profesional horizontal» van por este camino, haciendo retoques a la «carrera profesional tradicional». Así en Storge hemos comenzado a introducir, a falta de un nombre mejor, la «carrera profesional personal», una herramienta que permite proyectar las organizaciones en el futuro y promover el compromiso y el bienestar de los trabajadores.

La explicación de cómo lo hacemos la dejo para otro día que hoy voy justito de tiempo; si os parece y hay interés, claro. 😉

Categorías
Sin categoría

Depresión, duelo y captura del regulador

333321_300No sé si saben que la Asociación de Psiquiatras de América está revisando el DSM con vistas a la publicación del DSM-5 en mayo.

Y esta siendo algo divertido.

Una de las cosas más controvertidas es la eliminación de la llamada «exclusión del duelo» en el diagnóstico de la depresión. Esto hace que alguien podrá ser diagnosticado con depresión incluso después de haber perdido a un ser querido; algo que hasta ahora no pasaba (al menos no en los primeros meses).

¿Y eso?

Pues tanto el sentido común como el Washington Post nos dicen que ese pequeño cambio no está estrictamente motivado por criterios médico-psiquiátricos. De eliminarse la «exclusión del duelo» el mercado de los antidepresivos crece hasta límites insospechados y eso quizá tiene algo que ver dado que 8 de los 11 miembros del grupo encargado tienen importantes conexiones financieras con la industria farmacéutica.

Vaughan Bell acierta en señalar que al negar en redondo el posible sesgo de los panelistas, se está diciendo en realidad que no se quiere tomar en serio el asunto. Pero Bell está siendo deliberadamente bienpensado porque en el fondo esto es un clásico ejemplo de captura del regulador por parte de agentes pseudo-monopolísticos.

Y por eso mismo la solución a estos y otros problemas, como hablamos en la inagotable fuente de ideas que fue el viaje a Bilbao, pasa por ‘liberar‘ el mundo de la evaluación psicológica. Ahora que se ha decidido cambiar los números latinos por cifras en el nombre de las ediciones del DSM para «asemejarse a las ediciones de software», a ver si se pega algo.