Categorías
Sin categoría

Más sobre el estado y la salud mental

images (13)La relación que exponíamos el otro día entre el tamaño del estado (o función, si lo prefieren) y los problemas psicológicos no es nueva, claro. Si acaso lo era la explicación de por qué ocurre ésto.

Ayer en Politikon sacaron un post muy interesante (y necesario) sobre los suicidios y la crisis. En general, en la parte analítica tienen toda la razón del mundo (o casi). Lo que me interesa es reflexionar sobre el último párrafo:

En definitiva, desde una perspectiva de políticas publicas, parece plausible señalar que un Estado de Bienestar que funciona como red de seguridad puede minimizar el efecto pernicioso del suicidio en situaciones de crisis. Un sistema que proteja al trabajador parece, una vez más, una buena idea. El Estado ha de encargarse de asegurar al trabajador tanto como minimizar la probabilidad de que cualquiera llegue a encontrarse en una situación, no de desempleo temporal, sino de precariedad y falta de expectativas a largo plazo.

¿De verdad es buena idea que de ese «sistema que proteja al trabajador» se encargue el Estado? ¿No es precisamente ese el problema ahora? ¿No habría que buscar estructuras más resilientes? ¿No deberíamos encaminarnos hacia un nuevo tipo de comunidades, un nuevo tipo de estructura social?

Categorías
Sin categoría

En busca de la felicidad

burroHace algunos años trabajé como orientador universitario. Básicamente, trataba de ayudar a jóvenes bachilleres sobre todo el mundillo de la universidad. Había un grupo bastante numeroso al que yo llamaba los burros. No por su nivel intelectual, no piensen mal, sino por aquello del asno de Buridán. Eran chavales que pudiendo escoger casi cualquier cosa lo pasaban realmente mal porque no sabían qué.

¿Puede la abundancia hacernos menos felices? ¿Cuántas más opciones tienes eres más infeliz? Chris Dillow publica hoy un post muy bueno sobre el tema. Yo por mi parte estoy por pensar que es bien posible que en un contexto de abundancia, la felicidad dependa de un estilo ético-estético personal sólido; o lo que es lo mismo una personalidadbien construida (aquella personalidad como obra de arte de la que hablábamos).

Categorías
Sin categoría

Peras, manzanas y equipos de trabajo

4d41ae5d42d96Me apunto para la semana que viene hablar largo y tendido sobre selección de persona(l); como dice Marcelo y como hemos visto en el proceso clásico (que por necesidad) hemos puesto en marcha en Fondaki, hay que darle una vuelta.

Hoy, y relacionado también con los recursos humanos, quiero hablarles de dos conceptos que hemos introducido en Storge y que, pese a su aparente simplicidad, están resultando muy útiles en nuestros enfoque de «staff curation».

Cuando nos planteamos incorporar a alguien a nuestro equipo tenemos que pensar si esta incorporación es homogámica o heterogámica. Estos términos que sacamos de las teorías de selección de pareja nos ayudan a centrarnos en temas importantes en cuanto a búsqueda, incorporación y mantenimiento de personas en nuestros equipos.

Sería una búsqueda homogámica si buscamos a una persona parecida a nosotros (o al equipo de personas en el que se va a integrar) y sería heterogámica si buscamos a alguien distinto.

¿Por qué es esto importante? Porque nos permite atender a las ‘estructuras de reforzamiento’ que hacen que los nuevos miembros se comprometan con el proyecto.

Pensemos en la homogamia primero, si tenemos similares backgrounds, valores o intereses será fácil que la conversación lleve de forma natural al compromiso (recuerden aquello de que toda organización es una conversación); podremos hablar de gustos similares, realizar actividades que a todos parezcan interesantes, poner un estilo musical en la oficina que guste a todos, reírnos de bromas parecidas, sentir admiración por el mismo tipo de personas o nos resultará más fácil tomar decisiones importantes.

La heterogamia, no crean, también da pie a un desarrollo natural del compromiso. La conversación puede ser más viva y rica al integrar más puntos de vista y opiniones, las diferencias personales y profesionales pueden ayudar infinitamente en el reparto de tareas y la división del trabajo. Es común de que busquemos incorporar a alguien cuando necesitamos algo que ninguno podemos aportar.

No obstante, tanto las diferencias como las similitudes pueden actuar también como fuentes de incompatibilidad.

Las similitudes, por ejemplo, corren riesgo permanente de maximizar la competencia (insana y la envidia estéril) entre los miembros. Las diferencias, por su parte, amenazan con acabar con la «unión empática» del equipo haciendo a los compañeros completos desconocidos y, con un poquito de mala suerte, perfectos enemigos.

El «drama» aquí es que, en el medio plazo, todas las empresas son (en terminología indiana) cadenas de montaje y necesitan tanto similitudes como diferencias. Eso obliga a las organizaciones a tener que plantearse en serio como cuidar a las personas (dado que responden a estructuras de incentivos distintas, muchas de las cuales a nosotros nos pueden parecer alienígenas).

Ideas como la «carrera profesional horizontal» van por este camino, haciendo retoques a la «carrera profesional tradicional». Así en Storge hemos comenzado a introducir, a falta de un nombre mejor, la «carrera profesional personal», una herramienta que permite proyectar las organizaciones en el futuro y promover el compromiso y el bienestar de los trabajadores.

La explicación de cómo lo hacemos la dejo para otro día que hoy voy justito de tiempo; si os parece y hay interés, claro. 😉

Categorías
¿Qué será de LoQAB en...

¿Qué será de Storge en 2013?

GonfalonPNG
El 12 de febrero hará un año desde que decidimos crear Storge en uno de los pubs más emblemáticos de Cambridge, en The Eagle. Ya habrá tiempo de contar esa historia pero creedme que en aquel momento nos preparábamos para 40 años de desierto, sin más esperanza de éxito que la convicción de que había que empezar a buscar nuestra particular tierra de promisión.

Ni un año después estamos mucho mejor de lo que esperábamos. Formamos parte del Grupo Cooperativo de las Indias y, a través de éste, del Ner.

Si 2012 ha sido un buen año en el que hemos adquirido impulso y, sobre todo, ganas de aprender. 2013 será el año de la consolidación de Storge y espero que lo celebremos juntos.

Bietan jarrai: una estrategia para crecer

La psicología profesional, como bien señalara Marino Pérez, ha tenido históricamente dos grandes funciones: a) ordenar a los individuos según requiere el funcionamiento de la sociedad (psicologías educativa e industrial) y b) re-ordenar a los individuos que la misma sociedad des-ordena y trastorna (psicologías clínica y social).

Pero, ¿Cuál será nuestra estrategia en 2013? La adaptación a nuestro campo de la idea que hace unos días reivindicaba Juan Urrutia: Bietan jarrai, «seguir adelante por los dos caminos».

Pero Storge no es una empresa al uso: somos indianos y, consecuentemente, la nuestra es una empresa centrada, parafraseando también al Dogo, en contribuir a la psicología como forma de conocimiento (o a su crítica) así como a la solución de los problemas de personas y grupos reales y concretos.

Algunas cosas que tenemos entre manos

1- Psicoterapia y de psicología de la salud

La práctica clínica se encuentra ante retos importantes sin saber a ciencia cierta como afrontarlos. Esto será uno de los temas del año.

De la red de centros de psicología del Instituto, Storge|Granada está plenamente operativo y se va consolidando como una referencia en la zona. Storge|Madrid avanza a buen ritmo y esperamos abrir la nueva sede de Storge|Córdoba antes del tercer trimestre de 2013.

No sólo eso, estamos en conversaciones para ampliar aún más la red. Pero hasta aquí puedo leer…

2- Educación

En éste área enmarcamos desde la profundización del debate sobre las Escuelas del Comunal (que puede originar líneas de trabajo próximamente) o la reflexión en torno a la gestión personal del conocimiento hasta el nacimiento y puesta en marcha del ‘piepowder movement‘. Así como el desarrollo de programas educativos, formativos y de difusión. La educación es un tema importante porque, como dice Harold Jarche, la vida es un beta permanente.

3- Recursos humanos; Cohesión y compromiso en las organizaciones

Será un área estratégica: tanto en la creación de nuevos enfoques en la gestión de los miembros de las organizaciones como en el desarrollo de nuevo modelos y estrategias de compromiso y cohesión organizacionales.

En esta línea, Storge empieza a gestionar las áreas de recursos humanos del Grupo, a asesorar a otras empresas y, junto a Enkidu, a desarrollar ‘Ingenios’, nuestro propio HRMS libre para la gestión de recursos humanos.

4- Intervención social y comunitaria

Seguramente este área de trabajo será la que comenzamos con menos proyectos en marcha. Hay ideas, claro; lo que falta por ahora es tiempo. Pero el año es muy largo 🙂

Categorías
Sin categoría

Breve nota matutina sobre las cosas de la personalidad

Anoche hablábamos del reto que suponen los trastornos de la personalidad (trastornos psicológicos propios de la descomposición) para la teoría y la práctica psicoterapéuticas. No sólo es que los tratamientos actuales tengan nula o poca eficacia, es que son cosas nuevas que nos están pillando con el paso cambiado.

Pongamos el ejemplo que ponía anoche, pensad en los criterios diagnósticos del trastorno límite de la personalidad:  inestabilidad afectiva, ira inapropiada e incontrolada, sentimientos crónicos de vacío e inutilidad, tendencia a la automutilación y al suicidio, patrón de relaciones interpersonales inestables, impulsividad en ámbitos potencialmente dañinos y autodestructivos, alteración de la identidad, paranoia, etc… Y ahora pensad que tampoco se puede abordar con medicación.

Este es uno de esos grandes frentes de batalla ante una descomposición que amenaza con llevarnos por delante, no sólo económicamente, sino literalmente psicológica y físicamente.

Categorías
Sin categoría

Así son las cosas…

Comentaba David en el post del viernes algo con lo que pienso hacer imanes de nevera y repartírselos a todos nuestros clientes: «Las empresas que no forman parte del proyecto vital de los que las componen, son empresas que están «descuidadas»«. Ese es el mundo que portamos, nuestro proyecto social, nuestra visión de las cosas. Y esto es parte de él.

Categorías
Sin categoría

Así son las cosas…

Comentaba David en el post del viernes algo con lo que pienso hacer imanes de nevera y repartírselos a todos nuestros clientes: «Las empresas que no forman parte del proyecto vital de los que las componen, son empresas que están «descuidadas»«. Ese es el mundo que portamos, nuestro proyecto social, nuestra visión de las cosas. Y esto es parte de él.

Categorías
Sin categoría

El síndrome del impostor y el valor del trabajo

Desde que me fui de Cambridge, me suelen preguntar si no merecía la pena estar más tiempo allí. Y la verdad, si tengo que ser sincero, es que a mi no me la merece. Verán, yo quería trabajar en la universidad porque me encanta conocer cosas nuevas, aprender, leer, pensar; y, sobre todo, porque pensaba que era el sitio genuino donde hacerlo.

Ese fue mi error. Leed este enlace y veréis que la universidad es un lugar también en franca descomposición pese a que queden algunas mentes brillantes dentro (+); un lugar donde impera una ética del éxito y no una ética del conocimiento. Gaudeamus igitur, alegrémonos pues, hay otras alternativas.

Categorías
Sin categoría

Manual Ilustrado para… una vida interesante

Reflexión chorra de la semana: El otro día conocí a otro ‘coach’. Cada vez que conozco a uno, me acuerdo del Manual Ilustrado de Stephenson que buscaba proveer a las nuevas generaciones de las herramientas críticas y la valentía (el camino entre la conformidad y la rebelión) que les evite perpetuar por mero mimetismo los esquemas aprendidos por las generaciones precedentes. El itinerario indiano se inspiró (creo) en esta idea, pero ahora estaba pensando más en una herramienta para abordar el problema sobre el que estos días estamos reflexionando.

Un itinerario que ‘recoja‘ a jóvenes de diecimuchos o veintipocos años y les ‘de herramientas críticas y valentía‘ para construir, comprometerse y vivir una vida interesante, la que sea. Al estilo de rotaract o de la ssago pero lo más volvado en la web posible y con vocación de un mundo diverso y nuevo. Va, ya sé… No hace falta que me digan que el scout siempre tira al monte…

Categorías
Sin categoría

La búsqueda de la pasión y las tareas del emprendizaje

La hipótesis que planteábamos el otro día es que, aunque la evitación de situaciones incómodas es algo muy arraigado en la conducta social de las personas, con la crisis y la descomposición centrarse en evitar el malestar, la desilusión o la inseguridad ha dejado de ser una solución válida.

Si lo pensamos, evitar situaciones en las que sentimos miedo o angustia es algo terriblemente adaptativo y de sentido común: para los seres humanos ese comportamiento ha sido la diferencia entre la vida y la muerte a lo largo de la mayor parte de la Historia, los ejemplos son innumerables.  Por esto se entiende bastante bien que cuando «sentirse mal» no se percibe como algo natural (y transitorio) sino algo contra lo que emplearse a fondo, tenemos cierta propensión natural a no ser conscientes del costo de esa operación.

El problema, por tanto, no es la ‘estrategia de evitación’ en general, el problema nos sobreviene cuando la lucha contra ese malestar conlleva un coste personal muy elevado en términos de lo que querrían para su vida.

Lo que querrían para su vida

Cuando decimos que el problema «es, al menos en parte, de valores», estamos dando en el clavo. En el fondo el problema al que nos enfrentamos es que el primer síntoma de unos «repertorios conductuales (una forma de ser) basados en una evitación crónica y generalizada» es el ocultamiento de los valores propios. O lo que es lo mismo la disolución de la persona y el advenimiento del individuo.

En este contexto no cabe choque cultural, sólo una interminable sucesión de estrategias para no implicarse, para no comprometerse con el entorno y vivir el futuro como una larga melancolía; lo que se llama ‘estrategia ChinaTown’. Una estrategia segura pero que deja espacio para una vida muy limitada. Lo señalaba Caro el otro día:

Si no pensamos en la procedencia de nuestro medio de vida, no llegamos a comprender bien la importancia de nuestro trabajo, ni podemos hacer de él un ámbito creativo ni un proyecto de vida. Si fundaciones y estados dan el nombre de emprendimiento a puros entretenimientos y los centros de formación no abren la cabeza a nuevas posibilidades, la desesperanza al ver que una empresa cierra será cada vez peor y la idea de convertir el talento personal en medio de vida, aparecerá como delirante.

 La búsqueda de la pasión

Hoy en la Bitácora de Indias nos contaban que el lema de el TEDx de San Francisco era ‘la búsqueda de la pasión’. Y, siempre que sea una pasión sin épica, la clave es esa: volver a los valores, comprometerse con ellos (con lo que querrían para su vida): exponerse al choque cultural pero también a una vida plena.

¿Se imaginan que en cualquier programa estatal de emprendizaje lo primero que se hiciera fuera buscar los valores de los emprendedores? Sería aprovechar el dinero, aunque claro para eso antes de nada tendrían que saber cómo hacerlo. Nosotros estamos en ello: estén atentos a sus monitores que en breve lo compartiremos. 🙂