Categorías
Sin categoría

Ropa Vieja (Febrero de 2013)

Volvemos con ‘Ropa Vieja’, el Reader’s Digest mensual de lo que no pudimos, quisimos o nos atrevimos a contar (¡qué me gusta un eslogan!). Febrero es el mes más corto, pero con el esfuerzo que he ido haciendo para publicar más regularmente, seguro que no se os habrá hecho corto. Presiento que aparecer tan a menudo (32 entradas a lo largo del mes) habré resultado algo pesado. Pero bueno, acabamos el mes y les dejo con su ropa vieja.

 

¿Cambios en BSA?

No lo comenté en su momento. BSA, boy-scout-of-america, es la organización scout más rancia de las reconocidas por la OMMS (la «internacional scout», para entendernos). Si sigue siendo la referencia norteamericana del escultismo mundial, es por su enorme peso demográfico y financiero. La buena noticia es que las cosas están cambiando. Ya sea sacando toda la podredumbre interior (Hace unos meses se descubrió que BSA había estado ocultando abusos sexuales desde los años sesenta), ya sea porque la sociedad civil ha cambiarla por los hecho.

Lo que olvidé comentar es que los scouts californianos habían decidido salirse de la política homofóbica de BSA. En The Dish trataron a principio de mes todo esto con algo de detenimiento (1, 2, 3 y 4).

Un argumento andalucista

El año pasado Jorge San Miguel escribió un artículo muy interesante sobre la democracia y el mundo árabe. Al final del mismo hablaba sobre la posibilidad de usar el modelo de Eric Chaney para pensar el impacto de la conquista árabe en el desarrollo institucional de la zona meridional de la península.

Como pueden ver en los comentarios, yo no lo veía muy claro. De hecho, esbozaba una hipótesis sobre los problemas de desarrollo de Andalucía. Tras ver el modelito de este trabajo de Jesús Fernández-Villaverde, Luis Garicano y Tano Santos me dan ganas de re-visitar la idea. Con algo más de tiempo…

El momento de decir «hasta aquí»

Ya a día de hoy los problemas de pareja son el principal motivo por el que alguien va al psicólogo (o al psiquiatra) en Estados Unidos. Ésto ha hecho que aparezca un nuevo enfoque enntre los terapeutas de pareja: el «discernment counseling«.

La idea es sencilla. La terapia de pareja ‘tradicional’ se basa en intentar arreglar, mejorar y recuperar la relación. Pero hay veces que la duda es «¿merece la pena?» y para eso se ha ido desarrollando ese enfoque, para cuando una victoria es una retirada a tiempo.

Más sobre «Brain Activity Map»

Os dejo, por si alguien tiene curiosidad, con algunos enlaces más sobre el proyecto Brain Map Activity – BAM – (que así se llama) para mapear el cerebro: 1, 2 y 3

No te enamores del camarero

A primeros de mes New Republic publicó un reportaje sobre cómo en Prêt-à-Manger (la cadena londinense de sándwiches) usan el «emotional labor». Me hace mucha gracia, he de reconocerlo, la primera frase del reportaje: «Por un buen rato, me dejo creer que la delgada rubia platino que hay detrás del mostrador de Pret A Manger está enamorada de mí».

Éste se basa a su vez en un ensayo de la LRB y yo lo descubrí gracias Mindhacks, así que es un descubrimiento muy matrioska. Pero bueno, la clave es que Pret pide a sus empleados que además las típicas normas de cortesia tienen que mantener una serie de «Pret Behaviours» (tener presencia, dar impresión de ser divertido y de gustarse a si mismo).

Un ejemplo de ‘regla’ es:

Don’t want to see: Does things only for show

Want to see: Is enthusiastic

Pret perfect! Loves food

El ‘emotional labor’, enunciado por Arlie Hochschild, es un tema muy interesante y controvertido. Foster Wallace habla sobre ello en ‘Algo supuestamente divertido que no volveré a hacer’. Si hay tiempo hablaremos más del tema, pero por ahora y hasta nuevo aviso no os enamoréis de los camareros.

The nerd way of flirting

No sé si conocen a Amy Webb. No entró en ninguna charla de la semana aunque me parece un conferencia muy vistosa porque… no sé el porqué. Webb (además de una importante periodista) es de esa clase de gente a la que le gusta darle un giro cuantitativo a las cosas.

Por eso, no se contentó con apuntarse a una web de citas, se entretuvo en jugar con el sistema hasta averiguar como funcionaba su algoritmo y, al final de la historia, nada… Os dejo que veáis el vídeo. Por cierto, si queréis saber algo más: Popova y Sullivan sobre la señorita Webb.

1 respuesta a «Ropa Vieja (Febrero de 2013)»

Los comentarios están cerrados.