Pongamos que hablo de, yo-qué-sé, Madrid

4853988328_d0a9f486cd_b

Sé que lo puse en las redes sociales, pero creo que no lo conté por aquí. Ya hace meses os conté que LoQAB cerraba sus puertas y yo estaba buscando, sin prisa, mi siguiente jugada. He dado muchas vueltas y he barajado muchas opciones, pero ya puedo decir que he recogido mis bártulos y estoy camino de Madrid.

Parte del trabajo que voy a realizar tendrá que ver con recursos humanos para conseguir (parte del tiempo en una consultora, parte como freelance) los mejores datos con los que tomar las mejores decisiones. Sí, ese odioso sector que, a falta de una profunda reforma a base de napalm, todos odiamos profundamente. No es un terreno virgen para mi. Como sabéis los lectores más viejos, hace un par de años ya hacía cosas como consultor de recursos humanos; es lo que tiene la vocación (psico)métrica, que da mucho de sí.

De hecho, una anécdota de aquella época resume el espíritu con el que voy a encarar esta nueva etapa. Aún recuerdo aquella vez en Bilbao, cuando, tras un proceso selectivo, alguien que no había sido seleccionado me escribió diciendo esto:

me gustaría agradeceros y felicitaros por como lo habéis llevado a cabo. Me he sentido, supongo que como los demás candidatos y candidatas, muy valorado como persona y como profesional. En mi humilde opinión, os animo a continuar con este tipo de proceso en que la persona que participa se siente valiosa.

Pero, bueno, ya habrá tiempo de hablar de proyectos futuros y de daros la brasa. Era sólo para contaros, en caso de que no lo supierais, que nos vamos p’a Madrid. Y que, por supuesto, allí tenéis una casa.

3 comentarios

David de Ugarte 18 febrero, 2015

Enhorabuena Javier!!! Toda la suerte del mundo y todo lo que haga falta, aquí estamos 🙂

carolitar 24 febrero, 2015

Éxitos Javier! Seguro que todo saldrá genial y surgirán muchas nuevas aventuras

Javi Jiménez 24 febrero, 2015

¡Gracias!

Comentarios cerrados