«Si no he de inspirar amor…»: Frankenstein y la reivindicación de la mirada

      Comentarios desactivados en «Si no he de inspirar amor…»: Frankenstein y la reivindicación de la mirada

«How I, then a young girl, came to think of, and to dilate upon, so very hideous an idea?» – Mary Shelley «Nací en Ginebra. Mi familia es una de las más ricas de la ciudad». Hace justo 200 años, el 1 de enero de 1818, la pequeña Lackington, Hughes, Harding, Mavor & Jones llevó a imprenta una gran historia de amor.

Por no ver solos el telediario

      Comentarios desactivados en Por no ver solos el telediario

Era agosto del 51 y Heidegger paseaba por el jardín de la casa del arquitecto municipal de una pequeña ciudad alemana. Allí, en mitad de una fiesta, se encontró con Ortega sentado en el jardín. Estaba solo, con su sombrero y una copa de vino.

Y un día, de repente, dejé de opinar

      Comentarios desactivados en Y un día, de repente, dejé de opinar

Así son las cosas. Ya no podréis decir que nadie os ha avisado. Un día amaneces y la alhacena de la cocina se ha llenado de cereales, bollos y patatas fritas. Otro en cambio, estás contando calorías con la precisión de un detector de ondas gravitacionales. En un momento colgarías a noséquién en la verga mayor del mástil de mesana… Leer más »

Por qué hay que ir a Naukas

      Comentarios desactivados en Por qué hay que ir a Naukas

Decía Italo Calvino que «las ciudades son un conjunto de muchas cosas: memorias, deseos, signos de un lenguaje; son lugares de trueque, como explican todos los libros de historia de la economía, pero estos trueques no lo son sólo de mercancías, son también trueques de palabras, de deseos, de recuerdos». Y de ciencia.

No quiero escribir en una lengua que puedas entender, quiero escribir en una en la que podamos conversar

      Comentarios desactivados en No quiero escribir en una lengua que puedas entender, quiero escribir en una en la que podamos conversar

“¡Más de cuarenta años llevo hablando en prosa sin saberlo!”, escribía Molière en ‘El burgués Gentilhombre’. Y es que la confusión entre habla y prosa es algo con una larga historia.

En el Nueva York de la Mancha

      Comentarios desactivados en En el Nueva York de la Mancha

Pues sí, este año va a estar lleno de miguelitos y galianos. Y vino, azafrán, queso y melón y cordero. Nos vamos a los interminables llanos de la Mancha donde suenan las tamborradas a lo lejos. Por un año, al menos, tienen casa en Albacete. Y quién sabe qué nos deparará el futuro.

Sí que se puede ganar la “guerra” contra las pseudociencias

      Comentarios desactivados en Sí que se puede ganar la “guerra” contra las pseudociencias

Hoy Javier Yanes ha publicado un artículo muy interesante sobre “por qué no se puede ganar la guerra contra las pseudociencias“.  Como os podéis imaginar viendo el título de esta entrada,  yo no estoy del todo de acuerdo. Nada grave, cuestión de matiz. Sinceramente no tengo datos para saber si estamos ganando o no esa “guerra” y aunque tiendo a… Leer más »

Sí, la ciencia es política

      Comentarios desactivados en Sí, la ciencia es política

Tenía pensando esperar a la recopilación del domingo para recomendaros leer este artículo de Elizabeth Lopatto en The Verge. Pero creo que hoy es el día. No estoy de acuerdo con todo lo que dice Lopatto, pero sí con lo esencial: la ciencia es una actividad profundamente política. Si algo hemos aprendido de las “guerras de la ciencia” de los 90,… Leer más »

Por qué no voy a ir al III Congreso Nacional de Psicología

      Comentarios desactivados en Por qué no voy a ir al III Congreso Nacional de Psicología

No se si sabéis que este años se celebra en Oviedo el III Congreso Nacional de Psicología. Y, oye, yo iba a ir. Llevo tantos años escuchando hablar de las Convenciones de la APA que, claro, cuando organizan un sarao en España, apetece. No obstante, no voy a ir. Este asunto me parece lo suficientemente importante como para quedarme en… Leer más »