La tentación de aprender

images (24)Ayer estuve en un charla de la profesora María José Cano (organizada por el Instituto Darom) sobre la historia y la cultura judías. Hubo un asunto que me pareció muy interesante. Para la profesora Cano una de las singularidades fundamentales del judaísmo es que, tras el año 70 y la desaparición de la casta sacerdotal, la «vida dedicada al estudio» paso a ser el modelo aspiracional al que debía aspirar cualquier judío.

Me parece una idea tremendamente luminosa. El bar mitzvá (es decir, el rito de paso de los niños judíos) no deja de consistir en una lectura pública de la Torá. O sea, para que quede claro, para ser miembro de la comunidad judía (de esos diez miembros que se necesitan para constituir una sinagoga) hay que saber leer. Y como decía Cano, «una vez que empiezan a leer, la tentación de seguir leyendo es muy grande».

Si piensan que desde los primeros siglos de la era cristiana las comunidades judías mantenían a pulmón escuelas para alfabetizar a los niños, se intuye el peso del «estudioso» (y de paso se entienden muchas cosas de la cultura judía).

Ahí veo un paralelismo (remoto pero interesante).

¿Recuerdan aquello de «dejar de estudiar y comenzar a aprender»? ¿No es la «vida dedicada al aprendizaje», la vida hacker el modelo aspiracional de los indianos? La idea de Cano es que ese pequeño cambio en la percepción judía del éxito cambió cada comunidad judía y, en el largo plazo, todo su entorno. Ayer salí convencido de que ese pequeño cambio en nuestra percepción del éxito puede tener un alcance inmenso. Una vez que se empieza a aprender, la tentación de seguir aprendiendo es muy grande.

11 responses for La tentación de aprender

  1. Odinn dice:

    Claro! Conocer las letras es paso lógico, pero «aprender a aprender» es ganarse el hambre insaciable, prometeica, la garantía de independencia y de integridad frente al engaño (la ignorancia es garante de servidumbre). Quien se queda en el abecedario acaba, con mala suerte, aprendiendo al leer embustes, sin poder distinguirlos.
    La «tentación de seguir leyendo» es principio existencial de la manera hacker (tal vez _el_ principio, pues puede que, por encima de ser el que espolee a buscar sentido, sea el que permite encontrarlo en cada segundo, minuto, hora y día).
    Quienes andan ese camino acaban, lo persigan o no, convirtiéndose en sujetos o grupos aristoi (sea cual sea la forma que revistan: judios, cofrades medievales, leonardos, muridíes, benjaminfranklins, tecnofocolari…). Los indianos sois claramente una de esas expresiones.
    Dado que comer sin saciarse –la indagación constante– es un principio motor, una forma profunda de esos miedos de los que vienes hablando aquí es haber _perdido el apetito_; otra, quizá las más extendida, es no comprender el protocolo de la _nueva mesa_.

  2. […] "Para la profesora Cano una de las singularidades fundamentales del judaísmo es que, tras el año 70 y la desaparición de la casta sacerdotal, la “vida dedicada al estudio” paso a ser el modelo aspiracional al que debía aspirar cualquier judío"- ese pequeño cambio en la percepción judía del éxito cambió cada comunidad judía  […]

  3. […] desde elDronte una idea interesante extraída de la historia y la cultura judías en la que, tras el año 70 y la […]

  4. […] Un lugar donde capital y mercado significan cosas muy distintas a lo que significaban en las viejas empresas. En las pequeñas escalas, donde el alcance es la clave, la palabra «persona» ya no es esa abstracción genérica y vacía del discurso corporativo que puede reducirse a estadísticas y resultados; son nombres y apellidos, pares, amigos que no se gestionan, sino con los que se conversa y construye desde y para una definición de seguridad y sobre todo de éxito diferente. […]

  5. […] A place where capital and market mean very different things from what they meant in the old companies. At small scales, where scope is key, the word “person” is no longer a empty, generic abstraction in corporate-speak that can be reduced to statistics and results; people are names, peers, friends you don’t manage, but rather hold conversations with and build with from and for a different definition of security, and above all, of success. […]

  6. […] A place where capital and market mean very different things from what they meant in the old companies. At small scales, where scope is key, the word “person” is no longer a empty, generic abstraction in corporate-speak that can be reduced to statistics and results; people are names, peers, friends you don’t manage, but rather hold conversations with and build with from and for a different definition of security, and above all, of success. […]

  7. […] 42 además, ofrece sus servicios gratuitamente porque las propias empresas han aprendido que necesitan como el aire de personas emprendedoras. De hecho no hacen distingos: da igual si quieres poner en marcha tu propio proyecto o formarte para trabajar para una empresa, da igual si tienes un título universitario o no. Solo importan las ganas y el deseo apasionado de aprender. […]

  8. […] una vida interesante te suene como el objetivo más alto al que querrías aspirar y que la idea del éxito como posibilidad de aprendizaje permanente del que se disfruta no te resulte […]

  9. […] an interesting life sounds like the highest objective you could hope to aspire to, and the idea of success as the possibility of permanent learning doesn’t sound […]

  10. […] an interesting life sounds like the highest objective you could hope to aspire to, and the idea of success as the possibility of permanent learning doesn’t sound […]