In psychology we trust

20081021204949-castillo-de-naipesHoy en la web de divulgación científica Materia le sacan los colores a la psicología. Titulan: Hasta el 95 % de la investigación en psicología pueden ser falacias sin rebatir. Es cierto que impresiona leerlo así, negro sobre blanco, aunque la verdad es que es algo ya que sabíamos.

Hasta hace poco tiempo, esa falta de contraste se suplía con ‘confianza’. Pero en el último año los escándalos se han ido sucediendo, hasta tal punto que el mismo Kahneman (toda una autoridad en el mundo psicológico) tomó cartas en el asunto con una, valga la redundancia, carta abiertaMiguel Vadillo lo cuenta mejor que yo.

La crisis de credibilidad de la psicología, sin llegar al extremo de la de las élites socio-políticas, es algo serio. Pero a la vez es una lección que aprender. Y más vale que la aprendamos.

4 comentarios

Juanjo Pina 30 enero, 2013

Desde mi pequeña experiencia cercana a psicólogos y a la psicología, ni alcancé nunca a comprender la fé ciega de muchos en sus escuelas, ni los “equipos de fútbol”, ni acabo, al otro extremo, de entender realmente esta “crisis”. La psicología, la psiquiatría y la neurología son exploradores en una selva que adoptan fórmulas distintas de adentrarse en ella. Por naturaleza, entiendo que el psicólogo no puede pararse en la linde a catalogar cada planta y cada escarabajo como hace el neurólogo, tiene que meterse a machetazos (a los psiquiatras no tengo muy claro cómo meterlos en la metáfora). Pero bueno, a lo que yo iba es a que me parece que no tengo claro que haya habido ningún gran descubrimiento, y que reflexionar está bien, y aprender lecciones también, pero tampoco tenéis que tiraros de los pelos. La velocidad de crucero y la seriedad, hasta donde yo alcanzo, han comenzado no ha mucho a imponerse, y prueba de ello son casi una decena de iniciativas interesantes de los últimos años, incluyendo a Storge.

Javier Jiménez 30 enero, 2013

Hola, Juanjo
La crisis consiste en que algunos de lo que hasta hace meses se consideraban fenómenos fuertemente contrastados, están en duda (resultados inventados, ideas no contrastadas, excaso rigor, etc…). Y es una crisis dura precisamente porque es una crisis de la psicología social mainstream; la psicología en cuanto ‘neurociencia’ para entendernos.

Sobre lo demás, llevas razón. Ideologías y hoolinganismo hay a patadas, es verdad. Pero también es ceirto que desde Wundt (finales del XIX) la investigación científica y seria en psicología no ha parado en ningún momento. La cuestión ha sido más bien que hasta fechas muy cercanas, la investigación empírica no ha podido abordar problemas complejos. Aunque bueno, esto es tema de una serie completa de posts, un comentario se queda corto en matices.

Ah, y por cierto, gracias por el halago 🙂

Juanma 1 febrero, 2013

Noticias como esta ponen de manifiesto la necesidad imperante de cambiar los procedimientos de publicación y revisión del conocimiento científico…

Comentarios cerrados