Guía Ráfida para ‘hacer’ un blog

a7f4a49e8e3c2e9e1b46481338d3671f
Sí, no me equivocado. Guía Ráfida. Los ráfidos (o ráfinos) son un clado de aves no voladoras extintas que incluyen al Solitario de Rodrigues o, redoble de tambores, al ¡dronte!
Hay quien dice que soy un evangelista digital. También hay quien dice que soy un pesado. El motivo es que estoy convencido que si hay algo que hay que abrir blogs, muchos, más aún. ¿Por qué? . Como decía en un antiguo post:
Es sencillo, rápido y, hasta la fecha, indoloro. Además es la respuesta a todas las preguntas: ¿Quieres cambiar el mundo? Abre un blog ¿Quieres vivir del tema que te apasiona? Abre un blog ¿Quieres que amanezca más temprano? Abre… Hmmm… Vale, quizá no es la respuesta a todas las preguntas. Pero creo que se ha entendido el mensaje.
Después de tanto tiempo predicando en el desierto, he juntado un puñado de trucos (unos pensado para empresitas que quieren abrirse un blog, otros para blogs profesionales) para ayudar a pensar sobre cómo hacer un blog y como convertirlo en un arma de éxito masivo.
Mi idea es ir modificándolo y mejorándolo (como he hecho hasta ahora) pero por si es de interés público y por si puedo convencerte de que abras un puñetero blog, aquí lo tienes. Como veréis, yo no los sigo. Pero es que son consejos para reflexionar sobre el blogging no para tatuárselos en la piel.
Hay tres bloques fundamentales:
  1. Conseguir contenidos de calidad
  2. Ejecutar una estrategia consistentemente
  3. Promocionar y optimizar vuestros contenidos

 


  • Definir por objetivos: Ésto es importante. ¿Para qué queréis un blog? Hay que tener cuidado porque últimamente la ‘presencia en internet’ se está considerando algo obligatorio. El problema es que si se está en internet de forma irreflexiva, es posible que el resultado final sea contraproducente. No serías ni la primera organización ni la primera persona a la que su presencia en internet le juega una mala pasada.
  • Identificar la audiencia y sus hábitos: Muy vinculado con el anterior, está definir qué tipo de lectores buscamos. ¿Es un blog divulgativo para el público general? ¿Es un blog para interesados en el tema? ¿Es un blog para expertos? Cada tipo de audiencia tiene motivaciones y hábitos distintos: es importante tenerlo en cuenta, para ofrecer contenidos atractivos y ‘consumibles’ por nuestro target. 
  • Identificar ‘influenciadores’: Los blogs y las webs actuales llegan in media res. El mundo ya está en marcha y, además, lo normal es que nuestros lectores ya estén ‘agrupados’ en la red. Buscar a los twitteros más relevantes para nuestro target, otros bloggers, grupos de facebook, etc. y estudiarlos puede ser la mejor idea del mundo mundial.
  • Definir la voz y el estilo: Ésto también es muy útil. La voz y el estilo del blog hace que los lectores desarrollen una ‘relación personal’ con él. Eso de que cada entrada tenga un estilo diferente y arbitrario despista a la gente.
    • En este sentido, sobre todo si van a escribir más de una persona, es buena idea hacer una guía de estilo. Nada demsaiado complejo: es un texto sencillo que repartir entre tus colaboradores y que permita dar unidad al conjunto (con 4 páginas vas que chutas). A modo de ejemplo, suelen tener estas partes:
      • Introducción
      • Enlaces, uso de negritas, cursivas, citas, etc…
      • Estilo y tono
      • Formatos
      • Imágenes
      • Otras cosas…

 

  • Crear un calendario editorial: Google (que es la mayor fuente de tráfico de lectores) valora mucho muchísimo la regularidad. Como mínimo hay que publicar 2-3 veces a la semana: por eso, lo más recomendable es hacer un calendario y ajustarse a él como si fuera la palabra de Dios.
  • Elegir plataformas de publicación y difusión: La tendencia habitual es hacer un perfil en todas las redes sociales del mundo. Pero hay que tener en cuenta que cada red social conlleva dedicar tiempo para gestionarla. Si no se tiene, igual es mejor ir poco a poco: un twitter o un facebook ausente da mala imagen.

 

  • Dedicar los recursos adecuados: Como el blog responde a unos objetivos organizativos, es parte de la estrategia general de la organización. Por eso hay que darle los recursos necesarios. Tanto en tiempo como en colaboradores.
  • Tener una lista de ideas permanentes (o post en el frigorífico): No vivas al día. Preparad listas de ideas y artículos que puedan publicarse en cualquier momento. Eso hace que estés preparado para cualquier imprevisto.
  • Los titulares son el 90%: Concentraos en los titulares. La mayor parte de gente (sobre todo en este primer momento de desarrollo) solo leerán los titulares. Busca un equilibrio entre lo atractivo y lo sencillo: pero, eso sí, que no sean engañosos.
  • Publica, distribuye y promociona: Compromete a todos los del grupo de investigación a que difundan el proyecto. Los primeros meses son duros (habrá pocas visitas) y necesitaréis darlo todo. 😉
  • Influenciar a los influenciadores: Como ya sabes quienes son los influenciadores, retwittealos, cítalos en tus artículos, agasájalos. Eso te dará amigos y esos amigos, visibilidad y fuerza en la red.
  • Mantén a tu audiencia cerca: Aunque enlazar a otros es muy recomendable, también es cierto que hay cosas que hay que cuidar. Es mucho mejor tener a tu audiencia cerca que mandarla lejos, a los inhóspitos y lejanos sites de internet. Sopesa la idea de de hacer una “pedia” propia para hacer referencias a conceptos que uséis mucho. Por otro lado, hay muchos pluggins que te ayudan a recomendar otras entradas de la misma temática que hayáis publicado en el blog.
  • Mide como si no hubiera un mañana: Solo hay una forma de saber si lo hacemos bien, probar cosas nuevas y medir sus efectos. Google Analytics funciona muy bien, pero cualquier sistema de estadísticas (sea el de WordPress o el de Statcounter) va bien.

Comentarios cerrados