Categorías
Meta

En busca de un columnismo científico

6188360805_cba21454b3_b

Que ésto más que un blog quiere ser una columna, no lo he ocultado nunca. Aunque, a decir verdad, tampoco lo he dicho. Es todo un arte eso de ni confirmar, ni desmentir, no se crean. Por eso, una de las cosas que me apetecía hacer en esta nueva etapa era darle ronckandroll a mi vieja idea de columnismo científico.

Decía Jorge Bustos que si algo le ha enseñado Twitter es que la gente sigue consumiendo columnas. Estoy de acuerdo. Y que este tipo de escritura periodística no abunde en el mundo de la ciencia, no hace sino confirmarme que ésta es la línea a trabajar.

Ayer mismo, Juanma y yo conveníamos en que hace falta un meneo en el mundo de la divulgación. Últimamente parece que muchos han interiorizado que si divulgar es poner algo al alcance del vulgo, ellos deben ser la élite. ¡Ay, los fariseos que acechan tras de cualquier esquina! Idiotas. Lo que necesitamos es recuperar la salvaje anarquía de la ciencia, reivindicar las palabras como el pequeño pueblo en armas contra la soledad que son. Y ya conocen el dicho: a falta de napalm, buenas son columnas.

Por eso, por joder todo lo que sea posible y más y porque en las guerras necesitamos siempre aliados, el blog estará abierto a columnas y comentarios de terceros sobre el mundo de la ciencia (y de la psicología, en particular). Busco textos que nos hagan explotar la cabeza, que nos cabreen, que nos inspiren y que por h o por b no se puedan publicar en otro sitio.

¿Qué es una columna?

La columna es un pacto del estilo con la actualidad, y mientras su disfrute siga vigente no se extinguirá del todo la áurea edad del humanismo, pese a todas las decadencias bárbaras que nos acechan, con la telerrealidad, la disciplina de voto y los días mundiales contra la obesidad infantil a la cabeza.

¿Qué tipo de columna publicaremos?

Hace unos años, en el aniversario del Grupo Zeta, entregaron un libro en el que diversas personalidades hablaban sobre Interviú, Zeta y Antonio Asensio – the Godfather y fundador del invento. En uno de los artículos Jesús Hermida (creo) explicaba que lo que diferenciaba a un buen editor de uno malo era el estómago; esto es, el coraje de mantener su apuesta.

Yo soy un editor con estómago a diferencia de RBA. Así que no preocupen: si está bien escrito y es estimulante, lo publicaré (aunque tenga que hacer un post posterior explicando mi postura personal).

¿Cuándo empezamos?

¡Mañana por la mañana! Y a partir de ahí, cuando ustedes gusten, si gustan, claro.

1 respuesta a «En busca de un columnismo científico»

Los comentarios están cerrados.