Empieza el año

3286514824_6fab40aa17_b

«¿Por qué mentimos?» fue la entrada más leída en 2014. Se suele decir que las entradas hechas de bulla y corriendo en cinco minutos son las que se llevan toda la atención, mientras que las entradas largas y trabajadas se quedan esperando a que alguien las saque a bailar.

Pero, al mirar las estadísticas del año anterior, me he dado cuenta de que eso, en este blog, no pasa. Una entrada que habla de los affaires de juventud de Stendal no es un irónicamente un aquí te pillo y aquí te mato.

A vuestra manera, me habéis recordado aquella vieja búsqueda del columnismo científico que tan a menudo se me olvida. Así que sí, éste es el post es el de los própositos de año nuevo que, seguramente, no voy a cumplir.

No sé si sabéis que en las próximas semanas va a nacer un blog colectivo de psicología. Uno, además, en el que participo modestamente. Por eso voy a escribir en el blog sobre más temáticas de las de costumbre. O a intentarlo.

Así que como ahora está de moda el XIX, volveré a cambiar el subtitulo del blog y, en honor al periódico granadino La Alhambra, a partir del día de reyes rezará «blog de ciencias, literatura y bellas artes».