El quadern groc (I): En la ciudad de los prodigios

«Com que hi ha tanta grip, han hagut de clausurar la Universitat». Aunque luego lo reescribió hasta la extenuación, se cumplen cien años desde que Pla empezara con esa frase su ‘Cuaderno Gris’. No solo es el mejor dietario — mitad biográfico, mitad de ficción — que se ha escrito en España, sino un prodigio donde se acompasan la palabra y la mirada.

Yo no sé escribir como Pla, no sé mirar como él. Tiendo extenderme en frases largas que acaban «con forma de cola de pez». Pero llevo un mes en Cataluña y he visto una tierra que no tiene nada que ver con lo que sale en los periódicos, las series de televisión o los discursos de los políticos. Una altra cosa. Más diversa, más compleja, más interesante.

Llevo un mes en Cataluña y, por si las primeras impresiones fueran las buenas, quiero anotar algunas cosas para que no se me olviden. Por eso me he hecho un cuaderno gris: un libro de viajes, un manojo de apuntes del natural, una carpeta de recortes de periódico. No sea que mañana me contagie (de una cosa o de la otra) y deje de ver los colores para solo fijarme en los negros y los blancos.