dronte[punt]cat

 

Dije que me iba y, bueno, ja sóc aquí. Más independiente que nunca porque, efectivamente, vuelvo desde Cataluña. Es más, como en mi ausencia se ha puesto de moda lo de las casas en la sierra,  vuelvo desde los mismísimos pies de esa maravilla que es la montaña de Montserrat.

Eso quiere decir que, a partir de ahora, Barcelona será mi base de operaciones.  El destino nos ha querido traer al valle del Llobregat justo ahora que se cumplen 60 años de la llegada de mi abuelo a una destartalada estación de tren. El mundo ha cambiado (a mejor), pero siempre nos quedarán las historias de escalera.

En fin, que me lío. Me seguiréis leyendo en Xataka (Magnet y otros medios de WSL) y, por supuesto, me seguiréis viendo en otro montón de cosas más. Pero aquí me tenéis con ganas de aprender, charlar y hacer cosas. Nunca es mal momento para empezar algo nuevo.