Depresión, duelo y captura del regulador

333321_300No sé si saben que la Asociación de Psiquiatras de América está revisando el DSM con vistas a la publicación del DSM-5 en mayo.

Y esta siendo algo divertido.

Una de las cosas más controvertidas es la eliminación de la llamada “exclusión del duelo” en el diagnóstico de la depresión. Esto hace que alguien podrá ser diagnosticado con depresión incluso después de haber perdido a un ser querido; algo que hasta ahora no pasaba (al menos no en los primeros meses).

¿Y eso?

Pues tanto el sentido común como el Washington Post nos dicen que ese pequeño cambio no está estrictamente motivado por criterios médico-psiquiátricos. De eliminarse la “exclusión del duelo” el mercado de los antidepresivos crece hasta límites insospechados y eso quizá tiene algo que ver dado que 8 de los 11 miembros del grupo encargado tienen importantes conexiones financieras con la industria farmacéutica.

Vaughan Bell acierta en señalar que al negar en redondo el posible sesgo de los panelistas, se está diciendo en realidad que no se quiere tomar en serio el asunto. Pero Bell está siendo deliberadamente bienpensado porque en el fondo esto es un clásico ejemplo de captura del regulador por parte de agentes pseudo-monopolísticos.

Y por eso mismo la solución a estos y otros problemas, como hablamos en la inagotable fuente de ideas que fue el viaje a Bilbao, pasa por ‘liberar‘ el mundo de la evaluación psicológica. Ahora que se ha decidido cambiar los números latinos por cifras en el nombre de las ediciones del DSM para “asemejarse a las ediciones de software”, a ver si se pega algo.

5 comentarios

David de Ugarte 2 enero, 2013

Tremendo!! Ahora habrá que ver hasta que punto el DSM es seguido por los psicólogos (tanto en EEUU como fuera) para ver el impacto real.

Javier Jiménez 2 enero, 2013

La clave estará en lo que resistan los psiquiatras a las mieles de las farmacéuticas.

Juanjo Pina 11 febrero, 2013

Cada DSM me da más asco que el anterio, no lo puedo evitar.

Y no, no creo que los psiquiatras resistan mucho.

Comentarios cerrados