Llamado público: Grupo de trabajo para el cambio de modelo productivo en Andalucía (y otras chicas del montón)

1He de confesar que a veces me siento el Mao Tse Tung de Las Indias. Mientras la gente de Bilbao está estudiando como “dar el salto de la industria tradicional y los servicios locales al sector tecnológico y la economía del conocimiento“, mi entorno productivo más cercano está mucho más atrás, mucho más desestructurado.

¿Industria tradicional? Jajaj.

La pregunta es si se puede dar el salto de una economía sin trazas de industria y servicios muy débiles (excepto en el aspecto turístico y no me tiréis de la lengua…) a una economía tecnológica y del conocimiento. Y si la respuesta es positiva, lo siguiente es “¿Cómo hacerlo?”

Hasta ahora, los grandes modelos «de transición que apuestan por la cohesión social» han surgido en entornos industriales: Evergreen en Cleveland y el Ner en Euskadi. Lo cual hace que, al menos en principio, tengamos que coger sus metodologías con precaución.

¿Nos vamos?

La opción sensata es irnos, votar con los pies que le llaman. Ya lo he dicho, así sin anestesia ni nada. Storge desarrolla servicios de gran valor añadido (os lo prometo) y la capacidad del mercado andaluz para asumirlos es cuando menos cuestionable. Como muestra os puedo decir que nuestra facturación en el Reino Unido es 4 o 5 veces superior a la que tenemos en Andalucía. No es falta de compromiso con el entorno, llega un punto que es falta de compromiso del entorno con uno mismo.

El problema es que a medio plazo irnos es inviable por diversos motivos que sería largo (y aburrido) explicar. Y la verdad, tampoco es que ahora mismo queremos hacerlo.

Vale, entonces nos quedamos. Pero… ¿Qué hacemos?

Este es uno de los temas de conversación más recurrentes entre la gente que no se resigna a que las cosas estén como están. ¿Qué hacemos? ¿Cómo lo hacemos? Son todo preguntas…

¿Se puede usar la estrategia ner de agrupar empresas alrededor de una consultora sin el liderazgo de una persona como Koldo Saratxaga? ¿Se puede usar la estrategia evergreen sin la autonomía y la visión de las instituciones ancla? ¿Se puede apostar por un modelo p2p directamente si los factores propicios no se dan? And so on…

Así, el remate de toda conversación es la sensación física de que ‘la crisis somos nosotros’, de que ‘la descomposición está en nuestro adn’, en ‘nuestra forma de ser y pensar‘.

Por eso, al final lo mejor es caer en la cuenta de que no hay un camino para salir de la crisis. Sabemos que la ‘economía tecnológica y del conocimiento’ es el sitio donde queremos llegar, pero si analizamos bien la situación como llegar hasta allí es cosa nuestra.

Mucho quejarse, pero… ¿Alguna idea?

Una al menos, no iba a soltar todo este rollo para nada. Hace un año y poco, Las Indias propuso la creación de un “Grupo de trabajo” sobre la revolución P2P en Euskadi. ¿Hacemos lo mismo? ¿Creamos un Grupo de Trabajo sobre el cambio de modelo productivo en Andalucía”?

¿Alguien se suma?

7 Comments

  1. Ahí va mi sugerencia.

    Atraer capital humano a andalucía.

    Hoy en día, una empresa de internet puede tener su forma jurídica en irlanda, sus servidores en california y sus socios/trabajadores repartidos por medio mundo, allá donde haya conexión a internet.

    Se trata de atraer a personas que pueden escoger dónde vivir y trabajar, y desean tener la mejor calidad de vida posible.

  2. La clave, en cualquier lugar está en el alcance. Pequeña escala, gran alcance. Osea producir valor sobre conocimiento… sin importarnos que haya mercado al lado o no. Esa es la fórmula. ¡¡Storge!! Sí! Lo que estás haciendo. Empezar por replicar el modelo no es una mala idea.

    ¿Y qué más? Hacer cosas que vemos en cualquier lugar del mundo y que nos parecen interesantes y adaptables. Unete a etiquetarlas en enlaces con la etiqueta elarte y luego vamos viendo qué, con quién, para quién (mercado)… La gracia está en el alcance!!

    PS. Justamente con el enlace que apuntas de la Indianopedia, que no fue escrito por nosotros sino por una de las personas del grupo de discusión, no estoy de acuerdo. Es puro transportar los pesos del mundo industrial a donde no toca. La cultura industrial es hoy un lastre. Esa cosa desestructurada de los servicios seguramente sea más propicia para lo que importa: conversar, asumir el cambio, no pretender «planificar la innovación» 😉

  3. Por cierto, se me olvidó comentarte, para insistir en aquello de que lo industrial no es un punto de partida ideal, tu debate sobre la lengua con nuestra amiga de Gaur Egun en twitter. Esas idea de la reglamentación y de que la lengua se basa en un Real Decreto es muy descriptiva del modo de pensar de una cultura industrial donde las cosas van de arriba a abajo por la cadena de la fábrica. Y es terrriblemente difícil de vencer, incluso en el ner. Por eso los TEDxBilbao fueron un fracaso, por eso las tecs vascas de más éxito han sido de infraestructura o ligadas al estado y las grandes industrias. Por eso no hay un sillicon valley… y por eso blobject nació en Córdoba y no en Amorebieta. 😛

3 Trackbacks / Pingbacks

  1. Tecnografías: Relatos o Barbarie | asincronia
  2. Tecnografías: Relatos o Barbarie « asincronía
  3. Nace un grupo socio-empresarial en Andalucía | dronte.es

Comentarios cerrados.