Categorías
Actualidad

¿Se puede medir el impacto de la divulgación científica?

Se traen Pere EstupinyàJuan Ignacio Pérez, director de la Cátedra de Cultura Científica de la UPV/EHU, sobre si se puede o no se puede medir el impacto de la divulgación científica. En realidad, no; la frase que acabo de escribir no es verdad. Pérez dice que no cree que se pueda y que, aunque Estupinyà dice que hay metodologías, no las conoce. Total.

En efecto, hay metodologías para medir el impacto social. De hecho, es un mundo en ebullición. En el mundo del emprendimiento social tenemos: sroi, bcorp, lbg la metodología de la evpa o las herramientas de aplicación del Pacto Mundial. Y hablo de memoria.

¿Existe una metodología específica para medir el impacto de la divulgación científica? Reconozco que aunque he buscado no la he encontrado y, de hecho, es posible que tal aplicación no exista. Pero no sería mala idea ponerse a trabajar en ella porque, quién sabe, igual lo que estamos haciendo no funciona. Y siempre será mejor atrevernos a saber que refugiarnos en nuestros sesgos e impresiones.

 

Categorías
Actualidad Otros

La tensión entre la verdad y el amor

12356445454_4f46208be8_kAyer publicaba en Xataka un artículo sobre la hipersensibilidad electromagnética decía algo que me ha dejado pensando

Calificar el problema como mero trastorno psicológico o equipararlo a las posesiones demoníacas no resuelve el problema sino que lo complica al reforzar el estigma que hay sobre la salud mental. Un estigma que invisibiliza el problema real haciendo más costoso a nivel personal tener un trastorno de ansiedad que una ‘alergia a los campos electromagnéticos’.

Lo hemos visto en otras ocasiones y creo que a veces no nos damos cuenta de que al divulgar las ciencias biomédicas estamos trabajando en dos áreas de diferente naturaleza.

La biología o la psicología son ciencias positivas. La medicina y la psicoterapia, no. En medicina, importa más la salud que la verdad. Y aunque hemos descubierto que la verdad es el mejor camino hacia la salud, eso no excluye (ni muchísimo menos) que tengamos serios problemas para compatibilizarlas.

He de reconocer que esto me recuerda a una vieja idea católica, la de la tensión permanente entre la verdad y el amor. Una tensión que sólo se resuelve
en Dios, pero que para nosotros, mientras tanto, solo tiene una solución temporal en la práctica cotidiana.

Esa tensión anida también en el corazón de la divulgación y el periodismo sanitarios. Aunque la mayor parte de divulgadores (quizá porque la mayoría vienen de la divulgación científica) no quieran reconocerlo. No, no podemos convertir las páginas de salud, medicina y psicoterapia en una competición para ver quién es más listo, más ocurrente o, en definitiva, quién la tiene más larga.

Recordádmelo cuando se me olvide. Recordadme que «primun non noncere».

Categorías
Actualidad

Granada: Capital Europea de la Cultujajajaj

Foto "facilitada" por don Francisco Montoro HijoHoy me despertaba Ideal con que, dado que el calendario de la Unión Europea contempla que España optará a la capitalidad europea de la cultura en 2031, el Ayuntamiento ha decidido empezar a preparar la candidatura.

Después de bloquear el Atrio de la Alhambra, de abrir el Centro Lorca sin Lorca, de cerrar el Museo Arqueológico, de despreciar el Patrimonio de la Humanidad, de vapulear las escuelas artísticas y artesanas como el Centro Albayzin, de machacar las expresiones culturales populares, de malvender el patrimonio… después de todo eso y más cosas, digo, a los políticos granadinos les parece buena idea empezar a preparar la candidatura. ¿Qué son 16 años de nada si podemos conseguir un título oficial que tape nuestras vergüenzas?

Y es que si se trata de hacer brindis al sol: ponga otra ronda, camarero.

Categorías
Actualidad Ciencia de la Conducta

Cuanto más viejo, más pellejo (Sección: Videojuegos)

4377126990_0a42095e33_b

Parece que a mayor edad, mayor es la probabilidad de creer que los videojuegos producen comportamientos violentos. Al menos entre los especialistas en salud mental, según nos cuenta Christopher Ferguson en un artículo en Computers in Human Behavior.

Esto me ha recordado un viejo artículo de Esther Samper: «Cuando los médicos temieron al ferrocarril«. Porque sí, aunque ahora nos parezca demencial, hubo un tiempo en lo más granado de la profesión médica  se dedicaba a decir cosas como esto de la Academia de Medicina de Lyon en 1835:

«El paso excesivamente rápido de un clima a otro producirá un efecto mortal sobre las vías respiratorias. El movimiento de trepidación suscitará enfermedades nerviosas, mientras que la rápida sucesión de imágenes provocará inflamaciones de retina. El polvo y el humo ocasionarán bronquitis. Además, el temor a los peligros mantendrá a los viajeros del ferrocarril en una ansiedad perpetua que será el origen de enfermedades cerebrales. Para una mujer embarazada, el viaje puede comportarle un aborto prematuro.»

Parece ser que médicos tan molones como Freud, Oppenheim y Charcot coincidían en que algún aspecto del ferrocarril era perjudicial para la salud mental. No había más que ver todas las fobias y ansiedades que generaba el chacachá del tren.

Por eso, estaba tentado a terminar este artículo con la misma frase con la que Samper acababa su post: «Y no hay mayor costumbre humana que soltar chorradas sobre aquello que se desconoce«. Pero hay una cosa que nunca debemos hacer, jóvenes y jóvenas, hacer un juicio de valor basándonos en una cuestión empírica. La APA (que, por ceirto, debería disolverse) ha estado a punto de pillarme con los pantalones bajados porque acaba de publicar una nueva revisión sobre el tema y, mira tú por donde, confirma la conexión entre videojuegos y comportamiento agresivo. Aunque no con algún tipo de violencia criminal.

En fin, Serafín, como casi siempre la lectura más interesante es la que viene después. La reposada. Cuando te das cuenta que el hecho de que los videojuegos ‘promuevan’ comportamientos agresivos es secundario; la clave está en que los videojuegos ‘promuevan’ comportamientos. Y mucho y bien. Porque, leñe, un gran poder, conlleva una gran responsabilidad.

Categorías
Actualidad

Papá Noel es un problema.

Papa-Noel-vs-Reyes-Magos

Que sí, que ya, que la mayor parte de los estudios de psicología (por si solos) no son correctos. Pero es que últimamente le han dado mucha caña al CM de Rasgo Latente por sugerir que la ficción, además de entretener, puede tener un impacto indeseado en las personas.

No me entiendan mal. Yo estoy muy a favor de todo lo que sea darle palos al CM de Rasgo, Pero.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Colorado Boulder ha descubierto que los niños consumen más productos con altas calorías y con pocos nutrientes (como galletas o caramelos) tras ver dibujos animados ‘regordetes’. Parece que, incluso siendo conscientes de que esos bichos son imaginarios, tras ver esas series las formas redondeadas y ovaladas mantienen  un aura de ‘molonidad’ muy importante.

En definitiva: Reyes Magos 1 – Papá Noel 0

Categorías
Actualidad

La APA debe disolverse

He estado leyendo con extremo detenimiento el último informe sobre la connivencia entre la Asociación Psicológica Americana y la CIA en el brutal programa de interrogatorios que se puso en marcha tras el 11S. Y, una vez depuradas las responsabilidades penales individuales, sólo hay una opción aceptable: la APA debe disolverse. Sin más.

Categorías
Actualidad

Empecemos por el principia

CapturaPrincipia

El otro día, Santi Campillo se preguntaba si debíamos profesionalizar la divulgación científica. Y concluíamos en nuestra propia versión de la Ley de Say que había que ampliar el mercado, diversificar y crear cosas nuevas.

pero ese tipo de frases suele acabar en nada. ¿Cómo ampliamos el mercado? ¿Cómo diversificamos? ¿Cómo creamos cosas nuevas? Un marrón, vaya. La típica cosa que decimos para hacernos sentir mejor, pero que no nos lleva a ninguna acción concreta.

Por suerte, hay gente que lo ve de otra manera. Y por eso venía a hablaros de Principia.

Sigo la web desde hace tiempo. Pero la mayor garantía es que escribe en ella uno de los dos geólogos que tengo en más alta estima. De hecho, de los dos, el que escribe en Principa es el que suele estar sobrio la mayor parte del tiempo (creo). Todo una garantía de calidad.

Además, dicen, que trataran temas de los que nos interesan en el blog. No sé mucho más porque parte de la gracia del invento es el elemento sorpresa, pero Eroyuela me lo ha prometido por Darwin.

Así que empecemos por el principia: apoyando a los que ya están haciendo cosas. Aquí os dejo la caja de Verkami, por si os animáis.

Categorías
Actualidad Ciencia de la Conducta

¿Por quién doulan las campanas?

8198515490_ac635b619d_o

No sé si sabéis que estos días hay una polémica entorno a las doulasel colegio de enfermería ha denunciado que la están liando parda. Por lo leído, y sin entrar en la polémica, las doluas acompañan a las mujeres embarazadas antes, durante y después del parto.

Pero yo venía solo a trazar una línea. Fue escuchar lo del acompañamiento y acordarme de «¿Dónde está mi tribu?«, un libro del que he hablado otras veces y que explica el importante papel de las relaciones personales y las relaciones sociales  en una vida (psicológica y socialmente) saludable. En Rasgo Latente he hablado largo y tendido del papel de las comunidades verbales en la vida de las personas. Unas comunidades que están atravesando problemas.

O sea, y hablando en plata, las doulas, los coachs y los libros de autoayuda me parecen una (mala) respuesta del mercado al repliege de las comunidades, una respuesta a toda ese gente que está perdida sin estructuras comunitarias que definan y actualicen sus valores, ni personas que den una respuesta a sus problemas vitales.

A esto tenemos que darle una vuelta.

Categorías
Actualidad Ciencia de la Conducta

Pon un @rasgolatente en tu vida

RASGO LATENTE PRUEBAS 00-00

Hoy, contraprogramando las elecciones griegas, nace Rasgo Latente, un blog de psicología para el debate público y el cambio social. Juan Ramón Barrada,  Guido Corradi, un humilde servidor y muchísimos colaboradores nos hemos propuesto  reivindicar la psicología como una forma de mejorar la sociedad y de cambiar el mundo.

Y arrancamos fuerte cuestionando los mitos que sobrevuelan la alimentación y el terrorismo.  Oh, yeah.

Tengo pendiente un post sobre cómo ha acabado mi sui géneris búsqueda de trabajo. Pero ya os adelanto una cosa… me veréis mucho por allí. ¡Qué aproveche!

Categorías
Actualidad Ciencia de la Conducta

Los españoles no tienen ni puta idea de nada

7065584959_2340274c0c_k

«En estos días democráticos, cualquier investigación sobre la fiabilidad y las peculiaridades de los juicios populares es de interés». Y en días como hoy que se alarman En el artículo que comienza por esa frase, Francis Galton presentaba un curioso experimento que, con el tiempo, se ha convertido en uno de los argumentos prodemocráticos más usados.

En Plymouth, durante el transcurso de la feria anual de ganado conocida como West of England Fat Stock and Poultry Exhibition, se invitó a los visitantes a acertar el peso de un buey.  Tras examinar las estimaciones de los 800 participantes, Galton descubrió que la estimación media fue de 547 kilos. Teniendo en cuenta que el peso real del animal era de 543 kilos, Galton concluyó que «este resultado, en mi opinión, concede más crédito a la fiabilidad de un juicio democrático de lo que podría haberse esperado».

Como dice Luri, del que he tomado las traducciones anteriores, «¡Lástima que en las elecciones democráticas los partidos políticos no nos pidan que calculemos el peso de un buey!». Porque, como también dice Luri, hay algunas observaciones del propio Galton que atenúan el optimismo de las conclusiones. «El juicio de los participantes no estaba influenciado ni por pasiones ni por la oratoria partidista; la mayoría eran granjeros experimentados en estos cálculos y, por último, señala que 30 estimaciones fueron descartadas por ser consideradas erróneas o ilegibles».

Al fin y al cabo, ¿es qué acaso la opinión pública tiene ni puta idea de algo?

Hoy, Tom Stafford, en Mind Hacks, nos recordaba que la ‘opinión pública británica’ creía que de cada 100 libras dedicadas a ayudas sociales, 24 son defraudadas (cuando la cifra real ronda los 70 peniques) o que el tanto por ciento de inmigrantes en Reino Unido representa el 31%, cuando es del 13%. No he buscado cifras en España porque sinceramente prefiero seguir viviendo en la ignorancia.

Desde ayer los medios andan preocupados por la posibilidad de que el atentando del Charlie Hebdo acabe por asentar un estado de opinión antiislámica en Europa. Y es que seamos serios, es hora de decirlo en voz alta: si ‘el pueblo’ es una amalgama de adolescentes idiotas y manipulables, si «la clase obrera es machista, es racista, es xenófoba» ¿por qué la democracia y no más bien, yo-qué-sé, la nada?

¡Vivan las caenas (aunque sean de televisión)!

Aunque, bueno, vale, un segundo, quizás me estoy pasando de frenada. El mismo Stafford habla sobre si la opinión pública es un buen termostato con datos del último libro de Will Jennings.

Según cuenta Jennings, el público puede estar mal informado acerca de las cosas, pero aún así sus percepciones cambian de manera apropiada. Así, por ejemplo, podemos ser engañados sobre la tasa de desempleo absoluto, pero podemos discernir con notable precisión si el desempleo es cada vez mayor o menor. Miren como «covarían» la tasa de desempleo y la preocupación percibida en Inglaterra desde los 80:

Miren como

Esto me ha recordado el trabajo de Barrada sobre peso percibido e índice de masa corporal. Es interesante porque, a diferencia del «peso de Galton» y contra el argumento de Luri, en el «peso de Barrada» sí que intervienen pasiones, ilusiones y, qué diablos, retóricas interesadas.

Las conclusiones de esa y otras investigaciones son que somos bastante buenos estimando nuestro propio peso, ¡excepto en los extremos! ¿Se imaginan que pasara eso en la política? ¿Que fuéramos bastante buenos percibiendo la realidad política excepto en los extremos (es decir, los que tienen mucha y muy poca formación/interés en la cosa pública)? ¡Qué cosa más rematadamente brillante serían las democracias homologadas!

No sé si era en El Ala Oeste de la Casa Blanca donde decían que el gran legado del único presidente estadounidense con doctorado, Woodrow Wilson, fueron un montón de ideas brillantes que llegaron muertas a la escena internacional. Es una boutade, pero es sugestiva.

No es cosa de mi negociado dar argumentos sobre la democracia. En todo caso, la tarea del psicólogo es examinar si en una democracia occidental los individuos tienen la capacidad de hacer elecciones autónomas (no en el sentido de ‘libres’, sino de ‘no controladas por terceros’). En general, parece que eso es así. Parece que ese conjunto de paletos que conforman cualquier país de Europa, una vez capeado el temporal, de recuperar una idea clara de cual es el problema real que representan la inmigración y el terrorismo. Sea cual sea.

No se me preocupen demasiado.