X #25 (35)

Como imagino que os habéis dado cuenta el abecedario se me está acabando. Cuando empecé este pseudo-diario hace más de un mes utilicé las letras del alfabeto para ponerme un horizonte temporal mínimo con el experimento.

Y la cuestión es que me parece algo guay (aunque sea como dice Javier Lacort) para ordenar las ideas, pero ahora en verano (¡y de baja!) lo estoy haciendo un poco a trompicones. De mala manera, vamos.

No obstante, mi idea es seguir hasta después de que me incorpore para ver si tiene espacio y sentido. Hasta aquí el aviso parroquial.


Hoy, Pato me ha hecho un pa(n)tone: yo le he ido diciendo colores y ella se los sabía perfectamente.


Perdonad el retraso y lo sucinto del post: la hostia de ayer me tiene tocado

Deja una respuesta