Fundaciones proComunitarias

Las Sociedades Económicas de Amigos del País surgieron en varios sitios de Europa (Irlanda, Suiza y, muy especialmente, España y sus colonias) al calor de las ideas ilustradas. El objetivo de estas sociedades era contribuir al desarrollo económico e intelectual de las regiones donde se asentaron estudiando la realidad socio-económica de dichas regiones y buscando soluciones a los problemas que encontraban.

Me he acordado de ellas al investigar el caso de Evergreen Cooperatives. Este grupo de Cleveland, Ohio surgió hace unos años inspirado por el gran éxito cooperativo del mundo, que no es otro que Mondragón. La idea fue utilizar el modelo arrasatearra de ‘grupo de empresas semi-autónomos cada uno propiedad de sus trabajadores pero a la vez parte de una red de apoyo mutuo’ para iniciar la re-industrialización del muy deprimido Gran Cleveland.

Pero no es casualidad que sea Cleveland donde surgió Evergreen. Cleveland fue la cuna de la primera fundación comunitaria del mundo.

¿Qué es una fundación comunitaria?

Las fundaciones comunitarias son instituciones filantrópicas independientes que actúan, como su nombre deja intuir, en una región geográfica concreta. En general, son fundaciones:

  • muy vinculadas con el entorno comunitario
  • tienen una gran número de donantes públicos y privados
  • y actúan ellas mismas como donantes, o mas bien, como promotoras.

Curiosos paralelismos

Es interesante, o me lo parece, ver como los caminos que estamos explorando en esta transición del mundo moderno-industrial a un nuevo escenario sea cual sea, van configurando la oportunidad de, en el plano ‘territorial’, articular nuevas Sociedades de Amigos o Fundaciones Comunitarias.

En el plano educativo, por ejemplo pero también el productivo, lo primero que hace el Padre Arizmendiarrieta (verdadera ‘fundación comunitaria’ originaria de Mondragón) al llegar al Alto Deva es crear una Escuela Profesional Politécnica. También las Sociedades se convirtieron en cafés ilustrados que desarrollaron y divulgaron muchas ideas revolucionarias.

¿Fundaciones proComunitarias?

El título como ven es un juego de palabras entre las Fundaciones Comunitarias y el nuevo modelo productivo basado en el procomún. Pero más allá de eso, pienso que pueden ser a medio plazo unos importantes sujetos regionales de cara a impulsar la transición de modelo productivo y aportar resiliencia a los ‘territorios’.

Ps: A todo esto, yo estaba leyendo de nuevo sobre Evergreen por este post de María Rodríguez en la Bitácora de Indias.

La disipación de las rentas en el mundo literario

Vía Fallarás llego a un artículo de la Revista Ñ (el suplemento cultural de Clarín) en el que hablan sobre como el libro electrónico obliga a los escritores a escribir más. Leánlo, pura disipación de rentas.

Conectando con lo que hablábamos ayer, me he acordado del decálogo de Jordi Pérez Colomé y Eva Domínguez que resume de forma simpática lo que han aprendido sobre micro-emprendimientos periodísticos.

Universidad Hacker/p2p: work in progress

Estos días he estado hablando mucho sobre la ‘universidad hacker/p2p’. Es una buena forma de testar ideas: hablar, escuchar, repensar.

La recepción es muy buena: parece que nos estamos recuperándonos de la titulitis y cuando se plantea un ‘hipotético’ máster/itinerario de diseño con total libertad de elección de formación, tutorización de calidad y del que sales con no con un título (que también ¿por qué no?) sino con un portfolio, a la gente le sale esa sonrisilla que te hace pensar que vas por el buen camino.

Tiene bastante aceptación el modelo ‘gimnasio’ (como lo llamo pero que es parecido a la figura de visiting student que hay en algunas universidades): por un pago mensual puedes realizar todos los cursos que quieras, acceder a los tutores y asistir a las actividades del centro (aunque, muchas serían abiertas a todo el público). Si te interesa algún título o certificación, ya sea de un curso en concreto o de un itinerario más completo, tendrías que pagar una cuota extra.

Y todo a precios excelentes, nada de inversiones descomunales que no sirven para nada.

Problemas

Hay al menos dos problemas inciales:

  1. La tutorización requeriría especializarse en algunos ámbitos, al menos al principio. Cosa que se podría subsanar con tutores no-permanentes o con la ampliación de la red de centros y la rotación de los tutores entre ellos.
  2. En la escena de La Red Social de Sorkin en la que van a lanzar Facebook, Zuckerberg dice que necesitan los correos de los Final Clubs porque sino la página rebotará entre informáticos. Ese es el gran problema de los experimentos p2p en educación, que acaban siendo amiguetes dando clase a amiguetes. No me malinterpretéis, esas experiencias están bien, pero son claramente insuficientes. 

¿Qué ideas o problemas se os ocurren?

¿Qué están haciendo los escritores?

En la conversación posterior a mi charla en Chelmsford planteé que hoy están surgiendo numerosos ‘microperiodismos‘ que tratan de buscar alternativas al modelo mediático tradicional. Un muchacho de la Universidad de Reading, del que no recuerdo el nombre (I’m sorry), me preguntó «¿Qué están haciendo los escritores? ¿O es que su situación no es análoga?». Tocado y hundido: no tenía mucha información para responder. O ninguna. Prometí buscar información y contestar.

En España no está muy claro esto, pero en el anglomundo, donde es lo más corriente del mundo que los estudiantes hagan un máster profesionalizante en ‘escritura creativa’, ser escritor se ve como una profesión natural; escribir ficción es una profesión equivalente a escribir no-ficción.

La cuestión es buena, ¿Qué están haciendo los escritores para encontrar modelos que les permitan vivir de su trabajo? ¿Alguien me puede echar una mano?

Pd: Cabe decir que sí comenté que creía que muchos/algunos se había refugiado en el formato columna en esos microperiodismos de los que hablaba. También hablé algo de Orsai.

Miserias del nacionalismo

Estos días he estado en Chelmsford, en un seminario que analizaba la dialéctica entre literatura y sociedad. Un ‘colega’ de la ARU con el discuto a menudo me invitó a hablar sobre ‘una sociología analítica de la literatura’ (A ver si a lo largo de la semana ordeno las notas y posteo al menos las ideas sobre la ‘crítica’; los cenáculos literios llevan unos meses algo revueltos con polémicas sobre el tema y alguien tendrá que decir un par de cosas sobre estructuras sociales y desintermediación).

Bueno, pues pese a estar en otros menesteres, ha llegado a mis ojos la polémica del fin de semana: los silbidos al himno. Y aunque tengo mucha tarea y voy con tiempo justo quería aprovechar la coyuntura para señalar como la lógica de las ‘comunidades imaginadas’ acaba por intoxicar y pervertir el espacio público; y en ese horizonte, siendo cada vez más sennaciicistoj, para insistir en que va siendo hora de desnacionalizar el Estado.

Desconexión

Voy a estar fuera de Cambridge unos días, así que lo más probable es que no me veáis el pelo. Os dejo deberes por si queréis entreteneros en mi ausencia: a) dadle una vuelta a lo de que la población china en Madrid roce el pleno empleo (esto os puede ayudar) y b) jugad un rato a algún videojuego aprovechando que se han animado a reconocer su importancia cultural (os sugiero éste, que es un trasunto del Jarama de Ferlosio).

Submarinos en Madrid

El otro día hablaba del excelente libro de Jorge Jiménez y en twitter había quien comentaba que si teníamos que esperar a que nos lloviera una LOU hacker de cielo, íbamos apañados. Dos noticias: La mala es que es verdad. La buena es que no hace falta reforma, podemos (debemos, tenemos que) empezar ya.

Un ejemplo de que experiencias académicas ‘hackers’ son posibles hoy nos viene de la Escuela de Ingenieros Navales de Madrid (A los que os preguntáis ¿Qué carajo hace una escuela de Ingeniería Naval en Madrid?: ¡Cómo se nota que no habéis visto el Manzanares un día de lluvia! Eso por no hablar de los paseos que el Bribón se da por el Jarama, en fin) y es posible que muchos lo conozcáis: FuVe-E.

Future Vehicles and Enterpreneurs es una asociación de estudiantes de cinco universidades españolas que se empezó a articular para participar en el RoboSub (una competición estudiantil organizada por AUVSI y la Marina de EEUU en la que distintos equipos tratan de construir el mejor submarino no-pilotado). Tienen en mente ampliar sus proyectos de cara a convertirse en un motor de emprendizaje en el sector naval/aeroespacial/industrial/informático, pero supongo que después de la competición que será en San Diego a mitad de Julio – o sea, el año que viene.

No obstante con FuVe-E tengo sensaciones encontradas: me parece una iniciativa estupenda que demuestra que se pueden hacer cosas de un nivel académico brutal basadas en el interés y la motivación propia de los estudiantes.

Pero por otro lado, tengo la sensación de que están perdiendo una oportunidad enorme de orientar toda una generación de ingenieros hacia estándares más abiertos que permitan la innovación a un coste menor. Viendo las distintas presentaciones, parece que están demasiado apegados aún al viejo sistema de grandes estructuras industriales y que no ven que los tiros van por un nuevo tejido productivo basada en el procomún.

En resumen, que académicamente parece bueno (para como estamos hoy en día) pero socialmente parece pobre.

No obstante es la línea a trabajar.

Pd: Mientras leía sobre el proyecto me ha sorprendido ver que conocía a parte del equipo que está trabajando en el RoboSub y son muy solventes. La pena es que como digo parece (a falta de más datos) que se están equivocando en la forma de plantearlo y no va a surgir la comunidad que hubiera podido sostener a largo plazo el proyecto.

Ah, por cierto…

…que hoy he empezado a colaborar con la buena gente de Poppol Magazine.

Poppol es una revista de unos estudiantes de comunicación y ciencias sociales de Madrid. Habla de cultura pop y de política en eclosión: habla de poppolítica. Yo divagaré de vez en cuando sobre cómo la comida habla de nosotros, cómo los recetarios son lo más parecido que tenemos a un registro de cada forma comunitaria de ver el mundo.

Por si alguien quiere echarle un ojo : «Si te comes una barrita Mars sin hacer muecas (lo que la comida dice de nostros)«

Comentarios allí, que para eso es su casa :p

Pd: En estos días enlazaré otra colaboración en una revista universitaria andaluza… si encuentro el enlace.

Anyone can be killed

Sobre el problema de la abundancia de información y del filtrado, Jose Alcántara (Versvs para los amigos) nos ha escrito una joya que rescato para aquellos que no leen los comentarios. Podría decir algo más, pero él lo hace tan bien…

De pequeños nos enseñaron a leer, cuando había poca información, lo importante era leerla. ¿Quién nos enseñará a filtrar? Cuando hay mucha información, lo importante es filtrarla.

En el filtrado, eso que llamamos «curación» por calco del inglés, hay dos cosas a tener en cuenta: o yo entiendo mucho de un tema concreto y filtro yo mismo la info en ese ámbito, o configuro mi propia red de confianza de la que me fío, que no será la misma para cada tema, y delego en ellos esa curación.

Hay que tener en cuenta, hablando de conejos, que los viejos medios (ElPais, 20minutos, etc.) están esbozando estrategias a lo Huffington precisamente porque quieren ser ellos quienes configuren tu red de curación. Pero haciendo eso se están convirtiendo en Tumblr. Es la convergencia: las plataformas se erigen como medios, los medios evolucionan a plataformas.

Son la misma cosa y su objetivo (lo que les daría una situación de poder sobre ti) es controlar tu red de curación… justo como hicieron siempre, por otra parte. Pero es un negocio que se les va a poner cada vez más difícil así que sí… Anyone can be killed.

Que no se os olvide echarle un ojo a su blog.