Identidades

«El infierno son los otros»
otros ojos,
otras bocas,
otros dientes.

Lo supe
cuando supe que el mundo era triste,
y que Neruda
no pudo escribirlo
aquella noche.

Lo supe en tus manos,
en tus actos,
en tu mirada dolorosa
que persigue a mi sombra
tras las puertas,
en decirte que no, que no te quiero,
que s